Cebrián dice que "la mejor manera de defender la Constitución es reformarla"

"Un periódico como El País es una institución, y nada tiene de extraño que se vea cortejado por los poderes públicos", dice.

Libertad Digital

El País reproduce hoy en su Cuarta Página el discurso de Juan Luis Cebrián durante la presentación ayer de elpaís.cat. Dice, modestia aparte, que él y su periódico son una "institución", algo así como el Tribunal Supremo. Y por eso lo normal y lo lógico es que el Gobierno, todos los gobiernos, le rindan pleitesía.

"Un periódico como El País es desde luego una institución, y nada tiene de extraño que se vea cortejado por los poderes públicos, en cuya casta, por utilizar una palabra de moda, se ve incrustado de una forma u otra", dice Cebrián.

"Me permitirán que mis palabras hoy adolezcan de la corrección política que suelen demandar estos actos sin que por eso desmerezca un ápice mi inmensa gratitud hacia las autoridades aquí presentes, cuya presencia aquí enfatiza, por otra parte, las ausencias", continúa el jefe de El País. Lo de la gratitud iba por Soraya Sáenz de Santamaría.

En su interminable discurso, Cebrián dice que "cuando hoy se habla de defender la Constitución, que ha sido probablemente vulnerada por algunas disposiciones del Gobierno catalán, se olvida que la mejor manera de hacerlo, me atrevería a decir que la única, es reformarla. Frente al inmovilismo y la afasia de gobernantes y líderes políticos, es el espíritu reformista de la Transición lo que debemos recuperar si queremos que el régimen político de nuestra democracia perviva durante cuatro décadas más sin necesidad de ponernos a inventar todo de nuevo".

A continuación