'ABC' exige a Rajoy "decisiones drásticas" ante la "desobediencia" de Mas

La prensa está expectante ante la previsible durísima respuesta de Rajoy a las provocaciones de Mas.

Pilar Díez

El Mundo dice que "Mas avisa de que suspender el referéndum generará 'violencia'". Uy, qué chulito, vaya modales se gasta ese señor tan trajeado. Con la cara de notario que tiene. Además, "el Parlament reta al TC y designa la junta electoral". Dice el editorial que "las formaciones soberanistas están decididas a convertir las instituciones en auténticas piras para mantener caldeado su programa independentista" y "evitar que baje el suflé". Mas "no controla la intensidad del fuego que él mismo alimenta y parece lógico temer que incumpla su compromiso de mantenerse dentro de la ley". Así que Casimiro se pone serio y firme. "El gobierno no puede consentir que Mas se burle del TC, pero debe buscar la salida pactada dentro de la legalidad que le ofreció el presidente". Muchos melindres pones tú, Casimiro.

Victoria Prego se pone en plan pitonisa y dice que ahora los nacionalistas se van a enredar en un "juego inútil", que "asistiremos a innumerables amagos de rebeldía que finalmente no serán consumados para evitar las sanciones penales" y caldearán el clima "de manera que puede que se haga realidad lo que el recurso de Mas advierte, que llegue la violencia". "La simple referencia al riesgo de que se produzcan actos de violencia demuestra que los líderes políticos secesionistas son perfectamente conscientes de que, al provocar la agitación popular, está jugando con fuego. Y es del todo indecoroso que trate de endosar al Estado agredido la culpa de lo que ocurra en las calles encendidas". De eso nada, monada, "ellos serán los únicos responsables. Si algo ocurre, será una responsabilidad de dimensiones inmensas y alcance histórico. Pero será la suya". Aquí, que cada palo aguante su vela.

El País abre su portada con una entrevista a la mujer que tiene en sus manos a Cataluña, Carmen Forcadell, la jefa de la ANC. "Si no hay consulta, la alternativa se decidirá por consenso, no solo Mas". Pues esta señora manda mucho, más que Rajoy si me apuras, así que habrá que hacerle caso. "El Parlament desafía al Constitucional y crea una junta electoral para el 9-N". El editorial le echa la bronca al gobierno porque, según ellos, lo ha hecho todo mal. Los independentistas se lo han montado que te mueres, dedicando"ingentes esfuerzos y presupuestos a su causa". Y ante la "plétora de comunicación del frente soberanista, lo único que ofrece Mariano Rajoy ha sido el cumplimiento de la legalidad", un plastez insufrible comparado con el espectáculo inde. "Frente a un conjunto compacto e insistente, omnipresente y persuasivo, que vende la idea de independencia como la panacea para todos lo males, el gobierno ha erigido un sencillo e inútil conjunto vacío: nada". El País tiene unas sugerencias. Dice que Rajoy tendría que haber hecho un "debate exhaustivo" en el Parlamento, que tenía que haber montado un debate con Mas y Junqueras y además, en catalán. Pues vaya peñazo. Yo creo que tenía que haber montado una superdiada, una E gigante de España con soldatitos de rojo y amarillo por ejemplo. Y el mismo día 11 de septiembre, para fastidiar. Continúa diciendo El País que "Rajoy está ganando una batalla que es la jurídica, y hay que celebrarlo. Pero ¿qué rendimiento político obtendrá si ni siquiera se ha planteado ganarse los corazones y las mentes de la mayoría de los catalanes?", dice en el colmo de la cursilería. "Esa es, también, la forma de ganar la batalla de la democracia y la constitucional y atajar así el camino hacia ninguna parte que hemos emprendido todos los españoles a causa de la deriva soberanista catalana". No, majo, no. Todos, no.

ABC acusa: "Desobediencia". Pero qué chivatos. "El parlamento catalán reta al TC y elige la junta electoral para la consulta". Bieito Rubido dice en el editorial que hasta aquí hemos llegado. "Es posible que la expectativa de tener que adoptar decisiones drásticas e inéditas genere vértigo en el Gobierno pero su obligación es superarlo". "Rajoy cuenta con todo el respaldo de la ley y de la Constitución, con el apoyo de la inmensa mayoría de los españoles y con la comprensión de sus socios europeos para hacer lo que cada día resulta más inevitable". ¡Hala, lo que ha dicho! Ah, que no lo ha dicho. El día que ABC se atreva a superar el vértigo que le da pedir a las claras, sin andarse por las ramas, que se suspenda la autonomía de Cataluña, hacemos una fiesta.

La Razón dice muy prudente que "Mas se asoma a la desobediencia". "Desafía al TC y avisa de que habrá violencia si no se retira la suspensión del 9-N". Mientras "los independentistas preparan una acampada a lo 15-M". Marhuenda dice que es una nueva "vuelta de tuerca", un "desafío directo a la resolución del TC", otro "ejercicio o de irresponsable propaganda". "Mas se ha entregado a ERC y a la ANC, pero no debería olvidar que las manifestaciones no han sido ni siquiera contra el TC, sino para exigirle que debe cumplir su compromiso de votar el 9-N. Ha depositado fuerza en la calle, pero se acabará volviendo contra él". C. Morodo avisa en un titular: "Fiscalía y Abogacía del Estado actuarán si se sigue intentando burlar al Constitucional". Esa sí que es buena. ¿Y hasta cuántas veces pueden burlar al Constitucional hasta colmar su paciencia?

La Vanguardia dice que "el Parlamento avanza en la ley de Consultas pese al TC". Marius Càrol esta disgustadillo por el cariz que están tomando las cosas. "La lección de ayer no era del todo correcta, por lo que no fue una buen idea. Pero estamos en tiempos dominados por la teatralidad, momentos que invitan a levantar la casa por el tejado, sin importar que la cubierta aguante". Así que propone una solución. "La alternativa más viable es el cambio de pregunta, que no sea ilegal, para poder celebrar la consulta". ¿A estas alturas todavía estamos con esas? ¿Pero no están ya listas las papeletas? Mira, que les pregunten cómo les gusta el café y punto pelota.

A continuación