Susana Díaz pide ahora que la empresa de la hija de Chaves devuelva la subvención

Díaz "expedienta" políticamente al expresidente Manuel Chaves, dando la razón al PP presidido por Javier Arenas.

Pedro de Tena (Sevilla)

Susana Díaz pide ahora que la empresa de la hija de Chaves devuelva la subvención . Así, Díaz "expedienta" políticamente al expresidente Manuel Chaves, dando la razón al PP presidido por Javier Arenas que denunció el caso y acusó al expresidente Manuel Chaves, no sólo de favorecer a su hija a fondo perdido, sino de incumplir la ley de incompatibilidades de la propia Junta al no ausentarse del consejo de Gobierno cuando se concedió la subvención, ahora el gobierno de Susana Díaz en una decisión histórica, por lo sorprendente y por lo que significa dentro del PSOE, exige a Minas de Aguas Teñidas, SA que reintegre 11,8 millones de euros. Esto es, los 10 millones de euros que recibió y sus intereses correspondientes.

Si el PP pidió expedientar a Manuel Chaves en 2010 por estos hechos y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía primero y el Supremo después desestimaron su petición, ahora Susana Díaz expedienta "políticamente" a Manuel Chaves de forma inesperada exigiendo la devolución del dinero regalado por el expresidente a la empresa donde su hija es ahora directora del departamento legal y relaciones institucionales.

Esto ocurre en un momento especialmente delicado para la empresa porque sólo hace unos días, el pasado día 23, la empresa minera inauguró en Almonaster La Real (Huelva) mina Magdalena, el primer yacimiento de valor descubierto en España en los últimos veinte años, en cuyas instalaciones tiene estimado invertir unos cien millones de euros.

Desde el 2006, Matsa lleva invertidos más de 40 millones de euros en exploración geológica en la provincia de Huelva, una cifra que, unida al apoyo institucional, incluidos los 10 millones concedidos por Manuel Chaves, han permitido el hallazgo de este nuevo yacimiento de sulfuros masivos.

Recuerda El Mundo que cuando estalló el caso Matsa, el PSOE andaluz acusó al PP de poner en peligro toda la inversión y UGT llegó a movilizarse ante la mina de Valdelamusa en defensa de la subvención. Ahora es el gobierno bipartito,PSOE-IU el que solicita a Matsa el reintegro de la totalidad del incentivo más los intereses acumulados, ya que la suma total exigida es 11.832.868,40 euros.

El conflicto surgió el pasado mes de enero. El entonces director de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (Idea), Antonio Valverde –destituido tras ratificarse su imputación en el caso ERE–, firmó una resolución en la que declaró la "obligación de reintegrar" a la Junta la suma de 11,8 millones por parte de Minas de Aguas Teñidas.

La compañía minera recurrió la decisión, pero el pasado 2 de junio el nuevo director de la Agencia Idea desestimó el recurso de Matsa, que debe haber redactado o aprobado directamente Paula Chaves.

Dado que la empresa empresa minera se ha negado a devolver a la Junta la totalidad de la ayuda que le concedió en enero de 2009, muy poco antes de que Chaves dejara Presidencia del Gobierno andaluz tras 19 años consecutivos en el cargo, el caso está en los tribunales.

Una subvención sospechosa no aclarada

El ex ministro Miguel Sebastián ya desestimó otra subvención a Matsa porque la empresa ya había iniciado el proyecto cuando solicitó una subvención para hacerlo. Según dijo el propio Sebastián en el Congreso la solicitud infringía el apartado sexto de la orden ministerial de 12 de abril de 2007, "que exige que en el momento de solicitar la ayuda el proyecto no se encuentre aún iniciado".

El 11 de octubre de 2007 la empresa pidió la ayuda para el mismo proyecto a la Junta de Andalucía bajo la presidencia de Chaves, pero, por el mismo motivo, la Junta no podía concederla porque lo impedía la orden de la Junta de 19 de abril de 2007, idéntica a la del Estado. Sorprendentemente, la Junta presidida por Manuel Chaves cambió la norma el 9 de diciembre de 2008 modificando las ayudas a proyectos mineros.

Si hasta entonces la Junta sólo podía subvencionar "inversiones en las labores de acceso a los yacimientos de las industrias extractivas con el propósito de iniciar su explotación, no incluyéndose las labores que se inicien en la fase de explotación del yacimiento", en 2008 la Junta ya podía incentivar el proyecto de la empresa de la hija de Chaves, Un mes después, el 20 de enero de 2009, el consejo de gobierno de la Junta de Andalucía, incluyendo a Manuel Chaves que incumplía así la propia Ley de Incompatibilidades, ratificó la ayuda concedida el día 13, una semana antes.

Tras la orden de 2008, la Junta ya podía incentivar todo proyecto minero que generase "una transformación del material extraído en productos de valor añadido", una redacción más acorde para justificar los casi 10,1 millones de euros para la planta de transformación de mineral de Matsa, a la que se le concedió la ayuda el 13 de enero de 2009, siendo ratificada por Chaves el 20 de enero.

El PP pidió una comisión de investigación en el Parlamento sobre la ayuda millonaria a Matsa, pero el PSOE la denegó. Por eso los populares fueron a la vía judicial, donde el TSJA anuló, por "arbitraria e injustificada", la decisión del expresidente de la Junta José Antonio Griñán de no sancionar a Chaves pese a incumplir la Ley de Incompatibilidades. Pero la Junta recurrió al Tribunal Supremo (TS), que descartó la sanción a Chaves al negar en octubre de 2011 al PP legitimación alguna para exigirla en vía judicial sin entrar en el fondo del asunto.

Además, TS dio carpetazo en febrero de 2010 a la querella presentada por el PP contra Chaves por prevaricación y tráfico de influencias por este asunto. La Sala Segunda decidió por unanimidad inadmitir la querella contra el entonces vicepresidente tercero del Gobierno.

A continuación