La Generalidad obliga a los médicos a marcar a los pacientes que crean que morirán en un año

Deben marcar en el historial de los pacientes crónicos si sospechan que se van a morir pronto.

Libertad Digital

Según denuncian médicos catalanes, la consejería de Salud de la Generalidad ha impulsado un protocolo en el que se obliga a los facultativos a señalar con una cruz, a través de un programa informático, a los pacientes crónicos que podrían fallecer en los próximos meses.

"¿Le sorprendería que este paciente muriera en los próximos 12 meses?", a lo que los médicos tienen que marcar la casilla del 'sí' o del 'no'. Una respuesta afirmativa puede condicionar "el tratamiento que recibirá el paciente a partir de aquel momento", según denuncian médicos de atención primaria en un documento colgado en el blog del sindicato Médicos de Cataluña y recogido por ABC.

La consigna general de la Generalidad para estos enfermos es que el mejor sitio donde pueden ser tratados es en su propio domicilio. "La filosofía podría entenderse si respondiera a criterios estrictamente médicos o clínicos, pero el propio departamento reconoce que las nuevas orientaciones para el tratamiento de estos pacientes responden a motivos meramente económicos", cuentan los médicos al citado diario.

"Tendría lógica si la premisa fuera evitar el encarnizamiento terapéutico, teniendo en cuenta únicamente el criterio médico, pero no es el caso", insisten. "No te da una instrucción explícita de que ahorres medicamentos pero sí te dice que les observes más de cerca para evitar la polimedicación innecesaria", explica otro de los facultativos.

A continuación