Zarzuela dice que lo hará

Los alcaldes de Cervera, Balaguer, Montblanc y Gerona rechazan que Leonor herede los títulos

Montblanc y Balaguer ya expresaron su rechazo en 2013 antes de que abdicara el Rey.

LD/ Agencias

Los alcaldes de Cervera, Balaguer (Lérida), Montblanc (Tarragona) y Gerona han mostrado su rechazo a que la Infanta Leonor herede los títulos nobiliarios de su padre cuando don Felipe se convierta en Rey, han asegurado los ediles a Europa Press.

Este martes, un portavoz del Palacio de la Zarzuela ha explicado que la Infanta pasará a tener el tratamiento de Princesa de Asturias y demás títulos vinculados al Heredero de la Corona, entre los que están los catalanes de Príncipe de Gerona, Duque de Montblanc, Conde de Cervera y Señor de Balaguer, que ahora tiene Don Felipe -el Condado de Barcelona lo tiene Don Juan Carlos desde que muriera su padre-.

El alcalde de Gerona, Carles Puigdemont (CiU), ya declaró el lunes, tras abordarlo con la Junta de Portavoces, que el Ayuntamiento no ofrecerá el título de Príncipe de Gerona a la infanta como sucesora del Príncipe, si la Casa Real lo pidiera.

"Hoy no sucederá" -dijo- como con la moción que UCD y PSUC presentaron en un pleno de 1981, porque el actual consistorio no está unido sobre la figura del hijo de Juan Carlos I, mientras que sí está mayoritamiente a favor de la consulta; en cambio, en 1981 hubo unanimidad en investir como Príncipe a Don Felipe.

Cervera

En declaraciones a Europa Press este martes, el alcalde de Cervera, Ramon Royes (CiU), ha rechazado que la infanta herede el título del municipio aunque admite la dificultad del éxito de la iniciativa: "Suponemos las dificultades de que esto prospere, pero sí queremos manifestar la postura de nuestra ciudad desde el máximo respeto por la institución".

Ramon Royes prevé plantearlo el jueves durante la reunión de los grupos políticos de su consistorio, con el objetivo de estudiar si la propuesta se aborda en un pleno o en una consulta.

A la boda de los Príncipes no asistió este alcalde ni el de Balaguer, sino sus antecesores, y da la casualidad de que de la empresa del actual alcalde de Cervera, Seyart, salieron dos regalos para el nuevo matrimonio.

La empresa de Royes diseñó dos piezas de cristal: una de la fachada del Ayuntamiento y de la Iglesia de Santa María -elegida por el consistorio- y otra seleccionada por un invitado canario y que era "muy compleja", ha recordado el alcalde.

Balaguer

En el caso de Balaguer, el alcalde, Josep Maria Roigé (CiU), ha explicado a Europa Press que el consistorio no debe tomar ninguna medida porque ya lo hizo en 2013 cuando acordó en pleno pedir al Príncipe que renunciara al título de Señor de Balaguer. "El acuerdo del pleno lo enviamos al Señor de Balaguer. Entendemos que el proceso continúa: si se envía un comunicado a una comunidad de propietarios y cambia el presidente, el comunicado sigue teniendo valor", ha afirmado.

El pleno de Balaguer aprobó en abril de 2013 una moción de ERC, también con los votos a favor de CiU e ICV, la abstención del PSC y el rechazo del PP: el texto pedía al Príncipe renunciar al título y que no lo usara hasta la renuncia.

La moción manifestaba textualmente el rechazo al sistema monárquico español 'por entender que sólo los principios básicos basados en la libertad y la igualdad pueden construir una sociedad democrática y libre'. Según el texto, 'la monarquía española representa unos valores que no son coincidentes con el sentir de la población de Balaguer'.

Montblanc

El alcalde de Montblanc y diputado de ERC en el Parlamento catalán, Josep Andreu, ha recordado que el pleno del consistorio aprobó hace un año su rechazo a que el Príncipe tenga un título con el nombre del municipio, por lo que consideran que ya se desprende que tampoco lo quieren para su hija Leonor, y no volverán a debatirlo.

El regidor ha destacado que Montblanc está concentrado en "el proceso nacional que vive Cataluña" hacia la independencia, por lo que no volverá a entrar en temas relacionados con la Casa Real. Andreu ha asegurado que el municipio no se siente en absoluto representado por la Monarquía, y, tras manifestar su rechazo hace un año, ahora prefieren mostrar su indiferencia: "No queremos saber nada más" del tema.

A continuación