El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, asume el papel de "proponedor"

Defiende un pacto PP-PSOE en Andalucía que libere a Susana Díaz de sus ataduras con IU.

Pedro de Tena (Sevilla)

Cada día es más evidente que el nuevo presidente del PP andaluz acepta un papel de "proponedor" en la vida política andaluz olvidando épocas pasadas de confrontación con el régimen instituido por el PSOE andaluz, sistema que le ha permitido gobernar 32 años seguidos. El último episodio ha sido su propuesta a la Junta de que apoye al sector turístico retirando el recurso contra la Ley de Costas. Ayer mismo defendió abiertamente la necesidad de un pacto PP-PSOE en Andalucía que libere a Susana Díaz, la presidenta socialista, de sus ataduras con IU. Moreno deja así en manos de sus "segundos", Loles López, secretaria general y Carlos Rojas, portavoz parlamentario, los ataques al bipartito que gobierna Andalucía y a sus redes de corrupción.

Pero poco antes había propuesto un plan para garantizar una red de residencias y centros de día para los mayores en Andalucía, cuya articulación en Andalucía es insuficiente. En ese sentido, ha propuesto un calendario real de pago, aumento de las plazas y una fórmula para cubrir las vacantes, agilizando los trámites en la propia ley de dependencia y garantizando que no habrá más recortes, ante lo que criticó que tanto PSOE como IU han votado en contra de esta iniciativa.

Un poco antes, denunció la falta de interés del Gobierno andaluz con el sector de la pesca dejando caer que le sobraba ideología y faltaba buena gestión. También se mostró proponedor en el tema de las mujeres explicando que la "única salida a la situación de crisis que vive Andalucía, pasa inevitablemente por incorporar todo el talento, toda la capacidad, la energía y el entusiasmo de las mujeres andaluzas", al mercado de trabajo, particularmente al 52 por ciento de mujeres andaluzas que están en paro, la tasa de desempleo femenino más alto de España; algo que "con el PP andaluz va a ser una realidad".

En esta tónica de campaña, el presidente del PP andaluz pide la confianza de los andaluces en el PP en las elecciones europeas porque "decir ‘sí’ al PP el 25 de mayo es seguir la senda de la recuperación económica y la creación de empleo", mientras que "decir ‘sí’ al PSOE es la vuelta atrás al gasto desmesurado".

En el mismo sentido, subrayaba la necesidad de una buena gestión de los fondos europeos en Educación frente a la mala gestión socialista que todavía mantiene "caracolas" (aulas artificiales y prefabricadas). Igual ha hecho con la sanidad pública defendiendo una salida para los profesionales que trabajan en ella y a otros colectivos.

A continuación