Carrasco puso un guardia jurado en su despacho hace ocho meses

El diputado Matías Llorente ha revelado que cuando preguntó sobre el guardia, le instaron a no indagar más. "Ocurren ciertas cosas", le dijeron.

Libertad Digital

Este miércoles, han trascendido nuevos detalles sobre el asesinato de Isabel Carrasco. Entre las novedades, está la declaración de las dos detenidas y el resultado de los registros. Según fuentes policiales, la madre confesó que preparaban el crimen desde hace más de dos años.

En el piso de Montserrat Triana Martínez, la hija de Montserrat González, encontraron planos de la zona con anotaciones, además de otra pistola y el paquete de medio kilo de marihuana. Pero con el paso de las horas cobran importancia los detalles que apuntan a la premeditación del asesinato y, lo que puede ser esencial, a las sospechas por parte de la víctima de que su vida corría peligro.

La información encaja con lo revelado por el diputado en la Diputación de León Matías Llorente, del grupo mixto. En declaraciones recogidas por esRadio Castilla y León, Llorente ha relatado que Isabel Carrasco había ordenado vigilancia en su despacho. El diputado intentó formular una pregunta en sede parlamentaria sobre las razones por las que se decidió colocar a un guardia jurado para dichas labores de vigilancia. Sin embargo, le pidieron que retirara la pregunta. "Ocurren ciertas cosas", alegaron.

Matías Llorente aclara ahora que la retiró "por respeto". En su opinión, es una evidencia de que "algo había".

A continuación