El fallo del TC eclipsa el último favor de la Fiscalía a Artur Mas

Rodríguez Sol, el ex fiscal superior de Cataluña condecorado por Mas, artífice del archivo de la denuncia por desobediencia en el TSJC.

Pablo Planas (Barcelona)

La anulación por unanimidad de la declaración de soberanía del parlamento catalán a cargo del Tribunal Constitucional ha sido el contrapunto de una jornada de euforia en las filas del separatismo catalán. El portavoz del gobierno autonómico, Francesc Homs, fue el encargado del simbólico descorche en la habitual rueda de prensa de los martes para explicar los acuerdos del ejecutivo. Y el motivo, otra resolución judicial, aunque de mucho menor alcance: el archivo por parte del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de la querella criminal del sindicato Manos Limpias contra Mas por los delitos de prevaricación, desobediencia, rebelión y sedición. Entre los argumentos del sindicato se incluía la declaración de soberanía tumbada por el TC así como otros acuerdos parlamentarios y el anuncio de la fecha y preguntas de la consulta separatista, pero tenía pocos visos de prosperar, como quedó claro tras el informe de la fiscalía al respecto.

Lo singular del caso es que el fiscal encargado de redactar el texto del Ministerio Público en el que se ha basado la resolución del TSJC fue Martín Rodríguez Sol, exfiscal superior de Cataluña, cesado de ese cargo tras efectuar unas declaraciones públicas en las que consideraba "legal" la consulta planteada por Mas. Eso ocurrió en marzo del año pasado, mes a partir del cual Rodríguez Sol pasó a ejercer sus funciones sin más atribución que la de su condición de fiscal. Fue sustitutido al frente de la Fiscalía Superior de Cataluña por José María Romero de Tejada. Menos de un año después, a Rodríguez Sol se le asignaba la denuncia de Manos Limpias contra Mas en y su escrito, conocido la pasada semana, además de proponer el archivo entraba en disquisiciones políticas que tanmbién fueron jaleadas por CiU. Según el texto del Ministerio Público firmado por este fiscal, el "encaje constitucional" de una consulta independentista "se puede discutir jurídicamente", perla que agitó Convergència para demostrar la constitucionalidad de sus pretensiones y que motivó, anteayer, una aclaración de la propia Fiscalía en sentido contrario.

Sea como fuere, el TSJC ha inadmitido la querella tras el escrito de Rodríguez Sol, el fiscal a quien Mas recompensó sus declaraciones y consoló por el cese con el Premio Justicia de Cataluña 2013. Se lo entregó el propio presidente de la Generalidad en un solemne acto el 25 de octubre de 2013. En su discurso de agradecimiento, Rodríguez Sol declaró: "Las leyes nunca pueden ser cadenas para impedir soñar, deben ser caminos de paz y que nos permitan llegar allí donde queremos llegar".

Y hace menos de un mes, el 12 de febrero, con la denuncia de Manos Limpias ya en su mesa, Rodríguez Sol era propuesto por la Generalidad para formar parte del "Comité de Ética" de los Mossos d'Esquadra, un organismo encargado de redactar un código y vigilar y orientar las actuaciones de la policía catalana, según informó en esa fecha la consejería de Interior.

A continuación