Play
Tras el último asalto

Interior refuerza Melilla con un módulo más del GRS y dos unidades de la UIP

Desde el inicio de la crisis se han cuatriplicado el número de módulos de GRS de la Guardia Civil y triplicado el de unidades UIP de la Policía.

J. Arias Borque

El Ministerio del Interior ha decidido volver a reforzar el sistema de seguridad del perímetro fronterizo de la ciudad autónoma de Melilla, después de que esta madrugada se haya producido un nuevo asalto al vallado, el más exitoso para las mafias de la inmigración desde 2005, cuando se comenzó a contabilizar el número de ilegales que entraban a Ceuta y Melilla por este método. En total, este martes, consiguieron entrar a la ciudad 492 inmigrantes.

El refuerzo estará compuesto por un nuevo Módulo de Intervención Rápida (MIR) de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil, que estará compuesto por 20 agentes de esta unidad, especializada en mantener el orden público, la seguridad en grandes concentraciones, proteger a altas personalidades y contribuir en casos de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, y que también es utilizado para reforzar los servicios de las unidades territoriales.

Con este nuevo MIR serán ya cuatro los que estén desplazados de forma permanente en cada rotación, lo que suma un conjunto de 80 agentes de esta especialidad del Instituto Armado. Antes de la crisis de las vallas de este año en Melilla tan sólo había destinado de manera rotatoria un único Módulo de Intervención Rápida de los GRS. El segundo grupo llegó a la ciudad el pasado 28 de febrero, mientras que el tercero lo hizo tras la visita a la ciudad del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz.

Junto al nuevo MIR de los Grupos de Reserva y Seguridad llegarán también a la ciudad autónoma dos unidades de la Unidad de Intervención Policial (UIP) del Cuerpo Nacional de Policía, que son órganos móviles de seguridad pública cuya misión es actuar en todo el territorio nacional, especialmente en los supuestos de prevención y de peligro inminente o de grave alteración de la seguridad ciudadana.

Cada una de estas dos unidades UIP estará compuesta por 50 agentes antidisturbios, y servirá para triplicar el número de agentes de este Cuerpo que se encuentran destinados de manera rotatoria en la ciudad. Hasta ahora, sólo había una unidad desplegada en Melilla, por lo que el número de agentes antidisturbios de la Policía pasará de 50 a 150 efectivos.

A continuación