La Generalidad de Cataluña hará una Selectividad sólo para sus alumnos

A pesar de que la Selectividad como tal desaparecerá a partir del curso 2017-18, la Generalidad seguirá haciendo la prueba.

O. Moya

Dos asuntos fundamentalmente sobre la mesa de la Conferencia General de Política Universitaria celebrada este lunes en el Ministerio de Educación: por un lado la homologación y equivalencia de las titulaciones pre-Bolonia al sistema actual; por otro, la nueva forma de acceso a la universidad.

La conocida como Selectividad desaparece con la Lomce. En su lugar, se tendrá en cuenta el examen de fin de etapa de Bachillerato y los exámenes que cada Universidad quiera realizar, aunque esto último no es obligatorio. Esta nueva fórmula entra en vigor a partir del curso 2017-2018, con algunas excepciones: FP de grado superior; los mayores de 25, 40 y 45 años; los técnicos superiores de Enseñanzas Artísticas y Deportivos y los Bachilleratos europeos e internacionales. Para todos ellos, el proyecto de real decreto comenzaría aplicarse a partir del curso que viene.

Muchos de los consejeros y responsables autonómicos de universidades criticaron el poco tiempo de margen, sobre todo de cara a los alumnos, que otorga el ministerio. No obstante, José Ignacio Wert replicó que "no hay ninguna razón de peso para no incorporar un sistema más flexible cuanto antes". Es más, señaló que los titulados de FP superior seguirán teniendo un "cupo", como hasta ahora, de acceso a los estudios universitarios y recordó que estos, con el sistema actual, ya no están obligados a realizar la prueba de Selectividad por lo que se les puede aplicar la normativa el próximo curso.

En el caso de los alumnos procedentes del Bachillerato europeo y del internacional, también se les aplicaría ya la nueva normativa porque cuentan con las "garantías de las instancias de acreditación" de esas titulaciones. No obstante, añadió que estudiarán las sugerencias que envíen a este respecto las comunidades autónomas.

Sin embargo, Cataluña irá por libre. Así lo ha anunciado el secretario general de universidades catalán, Antoni Castellá. En un tono y actitud más educada y conciliadora que la consejera Irene Rigau –no le importó atender a la prensa en castellano delante del logotipo del Ministerio de Educación-, Castellá recordó que su comunidad ha recurrido al Tribunal Constitucional la Lomce por considerar que invade competencias. En este caso en concreto de la Selectividad, el responsable de universidades catalán consideró que esta invasión de competencias es mucho más acusada. Por lo que adelantó que la Generalidad, "de acuerdo con los rectores", ha acordado "seguir manteniendo una prueba de acceso a la Universidad" común e igual para todos los alumnos.

Este anuncio no le mereció a Wert "ningún tipo" de consideración puesto que, explicó, "entra dentro de las competencias de las comunidades autónomas". Y es que "no hay nada en el decreto que lo impida". La flexibilidad para las autonomías, en este sentido, será total.

"Si lo han pactado así con las universidades, no hay nada que lo impida. Hay que decir que ya en el decreto se prevé la posibilidad de que se pongan de acuerdo para establecer criterios comunes dentro de una comunidad", añadió Wert.

Homologación de titulaciones

Sobre el decreto de homologación de titulaciones extranjeras y equivalencias de los títulos al Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), el ministro manifestó que este asunto afecta a "muchas profesiones y no sólo a los ingenieros", un colectivo que protesta por la equivalencia de su titulación al nivel 2 (grado) en lugar del 3 (master) como sus colegas europeos.

En este sentido, Wert dijo que este problema se va a resolver "pronto" y reconoció que lo que demandan los ingenieros superiores es de "sentido común", al tiempo que aseguró que tiene "pocas dudas" de que "vaya a ser así" el análisis que haga la Agencia Nacional de Evaluación de la Acreditación (ANECA), encargada de determinar estas equivalencias de títulos 'pre-Bolonia'.

A continuación