Guerra mediática por la juez Alaya

Cataluña vuelve a algunas portadas y se desata la guerra mediática para atacar o defender a la juez Alaya.

Pilar Díez

El Mundo opta por el tema catalán y dice que "Mas moviliza a los Mossos para hacer la consulta ilegal del 9-N". Casimiro dice que Rajoy "no puede estar de brazos cruzados" ante la "enloquecida y ciega carrera hacia el desastre". Sí que puede sí, vas a ver como puede. "En la escalada de gestos, la orden de los Mossos es un paso más que requeriría una reacción del Gobierno (…) El 9 de noviembre los Mossos no pueden ser movilizados por la consejería de Interior para un acontecimiento que, independientemente de que se vaya a celebrar, no puede ser convocado oficialmente por la Generalitat de Cataluña". Pues sí que puede, sí, ya has visto como puede. Federico Jiménez Losantos habla de un documento de la Asamblea Nacional Catalana que anuncia que Cataluña proclamará la república el 23 de abril de 2015 sí o sí, y arroja luz sobre algo que me tenía intrigadísima. La importancia del Valle de Arán, donde deben vivir cuatro gatos, en el proceso independentista. "Como si crear un nuevo Estado fuera poco, creará dos: el catalán y el del Valle de Arán, que podrá optar, en uso de su indeclinable soberanía, por convertirse en nuevo estado independiente o en unirse al flamante Estado catalán. La liberación por la ANC del pequeño territorio aranés y de su lengua o fabla particular es muy importante porque abre la posibilidad de incorporar a la Cataluña independiente otros territorios que ahora gimen bajo el yugo español y francés: las Baleares, la Comunidad Valenciana, la parte de Aragón (Este de Huesca y Noroeste de Teruel) que reivindican para los Països Catalanes, amén del Rosellón y la Cerdaña, que hace siglos pertenecieron al Reino de Aragón y hoy padecen la dominación gabacha".

También Santiago González aborda el asunto catalán. "Mas le había prometido a Rubalcaba que no hará una consulta ilegal, pero ha fijado una fecha, ha elegido dos preguntas, pasará de la suspensión que dicte el Constitucional y convocará a los catalanes a votar. Le ha perdido el respeto al presidente del Gobierno, pero no sabe el peligro que corre con este desafío a Rubalcaba". Concreta, Santiago, no nos dejes en suspense.

El País abre con otra consulta, la de Crimea. "La consulta de Crimea desata una escalada militar en la región". Y eso que tiene dos importantes trabajitos en España. Cargarse a la juez Alaya por tocar al PSOE y cargarse a Arturo Fernández al frente de los empresarios madrileños. Al presidente de la patronal madrileña le dedican portada y una doble página en su sección de Nacional por un asunto de fraude en los cursos de formación. No recuerdo tanta dedicación con el fraude en los cursos de formación de UGT en Andalucía. "Una patronal se inventó 10.671 alumnos en los cursos falsos". "La patronal ve justificado pagar a sus directivos con dinero de las ayudas". "La oposición quiere saber", son algunos de los titulares. Veremos si siguen tan interesados cuando pasen las elecciones en la patronal el día 24.

A la juez de los ERE le dedican un artículo bajo el título "Hechos probados y conjeturas. La instrucción del caso ERE en Andalucía mezcla múltiples evidencias de fraude con interpretaciones sobre los culpables basadas en débiles indicios". Y cual gota malaya, insiste en el editorial. "Alaya fuerza el proceso". "La juez precondena a una persona del caso para justificar medidas contra ella". La persona es Magdalena Álvarez. Dice que la juez "toma decisiones en función de una visión prospectiva que roza seriamente el principio de la presunción de inocencia, para sustituirlo por el de una hipotética futura condena". Y esto no es nada comparado con "el fondo del asunto". O manda el caso ya al Supremo o le acusarán "de haber seleccionado a Magdalena Álvarez como objetivo concreto". Y se le va a caer el pelo. Ella verá.

En el otro lado de la trinchera está ABC, que titula: "Campaña de acoso del PSOE a la juez Alaya". "Lo socialistas la acusan de 'afán justiciero' y los jueces piden a CGPJ que la apoye". Jaime González se queja de la doble vara de medir de Rubalcaba. "La vara que ha empleado en el caso Bárcenas tiene el tamaño del mástil de la bandera de la plaza de Colón, mientras que la que le ha servido para tomar medidas al caso de los ERE de Andalucía es la mitad de un mondadientes" y tiene "el diámetro del botón de un abrigo de la Nancy". Eso no es una vara Jaime, es una varita mágica.

Bieito Rubido se ha llevado un susto de muerte con la Asamblea Nacional Catalana. "Hablamos de un golpe sedicioso, ya sin matices ni eufemismos, que requiere una desautorización inmediata de la Generalitat. Como es improbable que esto se produzca, compete a las otras autoridades del Estado responder de forma contundente a este último desafío (…) Todo tiene un límite, y si ya existen planes específicos para la sedición se han de detener sin demora". Esto es "una asonada contra el Estado de derecho y el conjunto de la nación". Muy bien, ¿y qué propones, Bieito? ¿Suspender la autonomía? ¿Detener a Mas? ¿Enviar al Ejército? Alguna vez hay que pringarse un poco, ¿no crees?

La Razón vende la "Revolución fiscal" de Montoro. Dice que va a ser la repanocha. "Una fiscalidad igual para todos los españoles que favorezca el ahorro y la creación de empleo". Estoy deseando conocerla. El otro tema de su portada es Cataluña. "Los independentistas de Mas piden tomar el control de El Prat y de las fronteras tras declarar la secesión". Tras declarar la secesión, no hoy, no se alarmen, todavía hay tiempo. En páginas interiores, les amenaza con el "artículo 155 de la Constitución". Y Marhuenda valora el documento que ha difundido Margallo avisando de que con la independencia caerá el PIB un 20%. "La verdad asusta a quienes, como los separatistas, venden el caos como si fuera el paraíso". Ya, pero no me digas que mola mucho 'seremos libres' 'nuestra lengua' y todo eso que 'cuidado con el PIB'". No lo veo.

La Vanguardia le dedica su portada a Margallo, y no es la primera vez. "Margallo ofrece explicar el coste de la secesión en el Parlament". "El ministro propone abrir un debate 'con datos' y un 'alto el fuego' verbal". Le respondieron que lo suyo son "margalladas" y que "el 9-N el Govern pondrá las urnas para la consulta". Qué talante, con lo educado y amable que ha sido el ministro.

A continuación