Magdalena Álvarez declara "su absoluta inocencia" y "confianza" en la Justicia

Responde así a la decisión de la juez Alaya de imponerle una fianza millonaria ante una eventual condena por los ERE.

Libertad Digital

La exministra y exconsejera andaluza Magdalena Álvarez ha emitido este miércoles un comunicado donde declara "su absoluta inocencia respecto a los delitos imputados" y su "plena confianza en que la Justicia decidirá finalmente en consecuencia".

La exidirigente socialista ha querido responder así a la decisión de la instructora de los ERE, Mercedes Alaya que le ha impuesto este miércoles una fianza de responsabilidad civil por valor de 29.568.129 euros por ser una de las artífices de un sistema ilegal de ayudas que perduró mas de una década.

Magdalena Álvarez, actual vicepresidenta del Banco Europeo de Inversiones, ha calificado la medida como "a todas luces desproporcionada" y ha destacado que ella ha colaborado con la Justicia de forma "total".

La instructora Alaya le imputa los delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos en el procedimiento de los ERES fraudulentos.

No obstante, en el escrito la exministra recuerda que su imputación no es firme puesto que se encuentra en estos momentos pendiente de resolverse el recurso de apelación que presentó ante de la Audiencia Provincial de Sevilla y que se resolverá previsiblemente el próximo mes de abril. "Conviene recordar que un primer auto de imputación, con fecha 28 de junio de 2013, fue declarado nulo de pleno derecho por este mismo órgano jurisdiccional".

Por esta razón, Álvarez cree que "queda fuera de todo lugar la imposición de fianza civil justo antes de que se resuelva dicho recurso sobre el fondo del asunto, sobre si existe o no delito". Además, la ex ministra ha anunciado que recurrirá el auto de la jueza.

Asimismo, la socialista manifiesta que "en ningún momento" ni la Fiscalía, ni la Abogacía del Estado ni la Junta de Andalucía solicitaron a la instructora que adoptara medida cautelar alguna contra ella.

La exministra de Fomento concluye su comunicado señalando que "su situación procesal no ha cambiado ni se ha aportado prueba alguna que sustente su involucración" en el caso de los ERE.

A continuación