'ABC' desvela los planes de Aguirre para "desafiar" a Rajoy

Ucrania es el único tema común en las portadas después de que las cosas se estén poniendo más que delicadas en la zona.

Pilar Díez

El Mundo les hace otro destape a los dirigentes catalanes. "Caixa Catalunya financió a dos empresas afines a Mas y Pujol". "Felip Massot y Carlos Sumarroca recibieron cientos de millones en créditos y capital cuando sus sociedades estaban casi en quiebra". Cuenta además El Mundo que "ERC recorre embajadas en Madrid para explicar la independencia. Bosch y Tardá han visitado 30 legaciones extranjeras". ¡Bosch y Tarda! Eso, eso, que los aguanten un poco los europeos. Santiago González, que es cruel, muy cruel, dice que ha intentado "imaginar que, en sus misiones diplomáticas, Tardá y Bosch fueran acompañados por Homs y Coscubiela, pero no he podido. Mayormente por la risa". Deja, deja, si Tardá y Bosch no necesitan ayuda para montar un buen circo.

Casimiro está preocupado por Ucrania. "Las potencias occidentales están poniendo toda la carne en el asador para disuadir a Putin de su quimera imperialista", pero "la política de hechos consumados del Kremlin no permite ser optimista (…) Toda presión es poca cuando lo que está en juego es la paz de Europa".

Federico Jiménez Losantos habla de las migas que han hecho Rajoy y Cebrián. "Rajoy ha relegado a FAES en favor de Prisa, el 'intelectual colectivo' de la izquierda española desde hace 35 años. Que los negocios de Prisa primen sobre la ideología no impide que la ideología concebida como arma de legitimación y propaganda siga siendo su gran negocio, siempre orientado contra la derecha, la libertad y la Nación. Prisa no cambia, lo que ha cambiado es el PP. Rajoy prohibió ir a la presentación de un libro de Aznar o a los premios de El Mundo, pero él sí acude a la fundación Berggruen del gran accionista de Liberty, o sea, Prisa. Cebrián fue su chambelán en un bergrusarao parisino, Rajoy le salvo la deuda de 3.400 millones del grupo y lo convirtió en la estrella de la copa de Navidad del PP; Cebrián ha vuelto a elogiarlo ante Felipe González, Monti, Letta y otros veteroprogres en un acto dizque europeísta. Y el editorial de ayer de El País era tan parecido al discurso de Rajoy o viceversa, que uno ya no sabe si ahorrarse el gobierno o el periódico". Pues sí que tienes un dilema Federico, ya nos cuentas.

El País dice que "Ucrania califica de 'declaración de guerra' la operación rusa en Crimea". Con lo que le gustan estas movidas tenemos portadas de El País sobre Crimea para una buena temporada. En las páginas de España destaca el asunto catalán. "Gobierno y CiU se lanzan mensajes para forzar un diálogo tras el 25-M", dice Fernando Garea, que aclara que no tiene ni idea de por dónde van a ir las cosas, porque como "Rajoy no da cuenta a nadie de sus pasos y menos de sus intenciones hace imposible un pronóstico". "Hasta en decisiones internas como la de la designación del candidato juguetea con los tiempos y las expectativas". Ay, qué chiquillo este Mariano. Mientras Enrique Gil desprecia al proceso catalán, el muy osado. "Llamar proceso al debate nacionalista implica entronizarlo como único tema admitido a trámite, expulsando a los demás fuera de la agenda pública para reducir el pluralismo político a la espiral del silencio unánime". Lo que digas majo, pero es lo que hay. Lo podemos llamar proceso o como más te guste.

ABC también está preocupadillo. "Ucrania se prepara para la guerra". "Kiev llama a filas a todos sus jóvenes y las tropas rusas controlan Crimea". Feo, pero feo. El periódico de Vocento dedica hoy mucho espacio a hablar del PP. "La batalla de Madrid. Aguirre prevé adelantarse a Génova y plantear sus candidatos". Será chivato. "Calcula que la dirección nacional no tendría fácil echar abajo una iniciativa aprobada por los comités locales". No se, Espe, yo no me confiaría demasiado, que ya hemos visto cómo las gasta Rajoy. Dice ABC que Aguirre "daría un paso al frente obligando a un cuerpo a cuerpo a la dirección nacional que le sería delicado corregir el veredicto de las bases". Ja, eso ya lo veremos. "De llevarse a cabo este desafío de Aguirre a Moncloa, las siempre revueltas aguas de los populares madrileños virarían a tsunami", dice el periódico. Y avisa. "Rajoy decide". Ignacio Camacho le da un repaso a Rajoy por ponerle deberes a su flamante candidato en Andalucía. "El recién llegado Moreno Bonilla, que lo primero que tiene que hacer es elegir un nombre de guerra entre sus apellidos, no sólo aterriza con un severo hándicap de tiempo y popularidad respecto a Susana Díaz sino que hereda un partido herido por las intrigas de su propia designación (…) Moreno -o Bonilla- tendrá que luchar contra la tentación acomodaticia que ha caracterizado a la derecha andaluza, a la que debe inyectar ambición y fe en sus posibilidades… a medio plazo. Pero él sabe que su carrera es de fondo y que la famosa paciencia marianista necesita ahora probarse a sí misma en este escenario. Total, costumbre no les ha de faltar cuando sólo llevan tres décadas palmando".

La Razón cuenta que "Un líder de Omnium asesinó a un joven en 'defensa de Cataluña frente a España". "David Ventura, dirigente de la plataforma justifica un crimen cometido con un grupo de Boixos Nois en 1991". Además, anuncia el periódico de Planeta que "Mas monta otra Diada independentista en Bruselas". Se van a enterar en Bruselas de lo que es un nacionalista catalán plasta. Del PP destaca la "ovación a Sáenz de Santamaría". Dice el periódico con muy mala baba que "la gran ovación se la llevo Soraya cuando desde el escenario Moreno la mencionó como una de las que ha estado desde el principio en el puesto de mando del Gobierno. Incluso algún líder del PP andaluz comentó su sorpresa por el cariño que le había mostrado el auditorio". Y mientras, “cospedal asistió sólo el primer día y el resto se ausentó”, Y además, “se mostró fría y protocolaria”. Cuánto viboreo, Marhuenda, cuánto viboreo.

A continuación