Otro temporal en Galicia y el Cantábrico coloca media España en alerta roja

Vientos que llegarán a ser de 100 kilómetros hora, fuerte oleaje e importantes nevadas pondrán a media España en alerta roja.

LD/Agencias

La combinación de una profunda borrasca sobre las islas Británicas y un potente anticiclón en las Azores, dará lugar este lunes a una situación de vientos intensos y fuerte oleaje en las costas del norte y noroeste de la Península.

Tal y como informa Efe periodo de mayor incidencia del temporal se dará a lo largo de la tarde-noche del lunes, cuando se espera una altura significativa de olas de ocho a diez metros y viento de componente oeste de fuerza 8 a 9 en bastantes zonas.

Hay que tener en cuenta, según la Aemet, que el momento de la marea alta o pleamar se dará el lunes sobre las 18.00 horas, en coincidencia con el peor estado de la mar en algunas áreas, sobre todo en el litoral del Cantábrico oriental.

Esta situación se mantendrá hasta la madrugada del martes día 4 y aunque, todavía habrá mala mar, irá mejorando lentamente durante el día de oeste a este.

Viento fuerte

Otro factor importante será el viento fuerte de componente oeste en amplias zonas de la Península, con rachas que superarán los 100 kilómetros por hora en el área Cantábrica y los 70-90 kilómetros por hora en otros puntos de la mitad norte y este peninsular, Baleares y Melilla.

Se esperan también nevadas de cierta relevancia en la Cordillera Cantábrica y en los Pirineos y lluvias localmente fuertes o persistentes en puntos del Cantábrico oriental. De acuerdo con la Aemet, esta situación tenderá a ir remitiendo durante el martes.

Alerta naranja y roja

Estas condiciones adversas son las responsables de que este lunes media España se coloque en aviso naranja y rojo, que supone un riesgo meteorológico extremo, es decir, son fenómenos no habituales de intensidad excepcional y con un nivel de riesgo para la población muy alto.

El código rojo afectará mañana a Cantabria, La Coruña, Lugo, Pontevedra, Vizcaya, Guipúzcoa y Asturias, en todos los casos por vientos costeros y alturas significativas de olas de entre ocho y diez metros.

El riesgo naranja, que indica fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales de la población, se extenderá mañana a Aragón, las dos castillas, Cataluña, Navarra, Galicia, La Rioja, País Vasco y Asturias.

En Huesca, el color naranja se debe a la acumulación de nieve de 20 centímetros en el Pirineo oscense, mientras que en áreas de Cantabria, La Rioja, Vizcaya, Guipúzcoa, Asturias, Navarra, A Coruña, Lugo, Burgos, León, Palencia, Soria y Zamora es consecuencia de rachas máximas de 110 kilómetros por hora. En el caso de Lérida, el riesgo importante también se refiere a las nevadas, que podrán llegar a 20 centímetros de espesor en el Valle de Arán.

A continuación