'La Vanguardia' culpa al Gobierno de que Cataluña sea líder en presión fiscal

Que los madrileños paguen menos impuestos enfada al diario del grupo Godó que, en cambio, no señala a Mas como culpable.

Libertad Digital

El Registro de Economistas y Asesores Fiscales, órgano especializado del Consejo General de Colegios de Economistas de España ha presentado su informe 'Panorama de la fiscalidad autonómica y foral 2014'. Un análisis que dibuja una importante brecha entre las comunidades autónomas en lo que a impuestos se refiere. Así, mientras Madrid se consolida como la comunidad autónoma que menos grava a sus ciudadanos, Cataluña, Andalucía y Asturias se convierten en las regiones donde más impuestos se paga.

A modo de ejemplo, Madrid ha bajado el IRPF 1,6 puntos, lo que deja su marginal máximo en el 51,5%. Mientras, Cataluña tiene un IRPF del 56% y, además, grava Patrimonio. Una situación que ya comienza a enfadar incluso a los que han apoyado y apoyan la ruptura.

Este jueves el diario catalán La Vanguardia abre su edición señalando que "aumenta la brecha fiscal entre Catalunya y Madrid". Tanto aumenta esa brecha que, para el diario del grupo Godó, esa distancia ya es abismal". En cambio, lo más curioso de esta sonora queja de La Vanguardia -a la que le dedica su editorial principal- es que lo achaca a "un mal sistema de financiación autonómico".

En cambio, sólo lanza una leve sospecha sobre la política de gastos de la Generalidad al decir que no se puede excluir "la posibilidad de un deficiente control del gasto". Un control del gasto que, por ejemplo, no les impide a dedicar ingentes recursos públicos a mantener numerosos medios de comunicación dependientes de la Generalidad y a lanzar campañas de imagen para apoyar el proyecto rupturista.

Los responsables, según La Vanguardia

Este diario, que apoya la ruptura con el resto de España y que llegó a publicó en 2009 el editorial conjunto que apareció en todos los medios de comunicación catalanes contra el Tribunal Constitucional y en defensa del Estatuto de Cataluña, lamenta que, además de pagar más que el resto de España, no tengan "mejores servicios". Su queja es amarga al afirmar que el "mayor esfuerzo fiscal de los catalanes" sólo sirve para "pagar el elevado déficit público que arrastra como consecuencia de la caída de ingresos por la crisis y por no haber afrontado a tiempo los ajustes durante el mandato del anterior gobierno tripartito".

Así, para el diario que dirige Marius Carol, los culpables de la elevada presión fiscal que la Generalidad ejerce sobre los catalanes son el gobierno central (por "un mal sistema de financiación autonómico"), la crisis y la ("caída de ingresos") que ha supuesto y el anterior gobierno tripartito que "no afrontó a tiempo los ajustes". En cambio, la única hipotética responsabilidad que atribuye a Artur Mas y a su proyecto separatista es una leve sospecha de que quizá haya una "posibilidad de un deficiente control del gasto".

La brecha fiscal

Según el mencionado informe del registro de economistas y asesores fiscales, la tarifa más baja de IRPF la tiene Madrid con tipos del 23,95%-51,5%. En cambio, la más elevada se sitúa en Andalucía, Asturias y Cataluña con tipos del 24,75%-56%.

En cuanto al impuesto de Patrimonio, el mínimo exento es de 700.000 euros, con la excepción de Cataluña, que lo ha rebajado a 500.000 euros y de Extremadura, que lo elevó para discapacitados. Además, hay cambios en territorio foral en la cuantía de la exención de vivienda habitual. Por su parte, Madrid es la única con una bonificación del 100% de este impuesto.

Finalmente, en el impuesto de sucesiones, para sucesores del grupo 1 (descendientes menores de 21 años), algunas comunidades mantienen importes meramente simbólicos. Entre ellas se encuentra Madrid -pero también Asutrias, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Galicia, Murcia y La Rioja. Este importe simbólico suele ser equivalente a un único pago por este concepto de la tasa por actos jurídicos documentados. En cambio, en Cataluña este impuesto ha pasado de tener una bonificación del 99% (como sucede en las anteriormente citadas) a que descienda al 57,73 (de forma progresiva).

En el caso de los sucesores de grupo 2 (conyuges, descendientes, ascendientes y adaptados de 21 o más) prácticamente se liberan de tributación los territorios forales, Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, La Rioja y Madrid.

A continuación