El revuelo por la grosería de Rajoy con Rosa Díez en 'El Mundo'

Resaca del debate del estado de la nación con múltiples y variadas valoraciones en la prensa. Y un enorme y emocionado adiós a Paco de Lucía.

Pilar Díez

El Mundo dice que "Rajoy ganó el debate y gustó más entre los votantes del PP". ¡No me jorobes! Pasan unas cosas... Abadillo lo valora así. "El hecho de que el 67,8% de los votantes del PP reconozca a Rajoy vencedor es indicativo de que el líder popular se ha procurado un balón de oxígeno. Por contra, que el 54,4% de los votantes sostenga que ganó Rubalcaba es sintomático de su debilidad". O de que los del PP son mucho más pelotas que lo socialistas, vete tú a saber. Cuenta Casimiro la que se ha armado en los pasillos del Congreso por el "rifirafe" entre Rajoy y Rosa Díez, que poco les faltó para agarrarse de los pelos. Dice que "muchos diputados se dirigieron ayer escandalizados a Díez por las 'formas groseras' del líder del PP. Entre ellos, Soraya Rodríguez que lo atribuyó a su 'misoginia'". Y no debe andar muy alejada porque hasta un hombre, "el portavoz del PNV, Aitor Esteban habló con Díez y rechazó el tono de Rajoy. Según explicó la portavoz magenta a algunos, varios diputados del PP le han sugerido que hable con Rajoy para arreglar su relación". Claro, que le pida una cita, no te digo. Díez, que otra cosa no será pero de caracter anda también sobrada, les contestó que "por su parte no tenía nada que arreglar porque ella no había 'perdido los papeles'".

También cuenta El Mundo que "ETA se coló en el debate". "El presidente exige al PNV que pida a ETA disolverse". Dice Remírez de Ganuza que "Alonso se ocupó de llenar los huecos dejados por Rajoy" y que "levantó a sus señorías de sus escaños" por hablar "duro y directo” a Errekondo y decirle que no hable en su nombre y que espera que los terroristas cumplan sus condenas. Esto, según Remírez es "un guiño del PP a la derecha de su electorado". Ah. Parece que debe ser muy de derechas hablar de ETA y cantarle las cuarenta a Amaiur.

El País le da un azucarillo a Rubalcaba. "Rubalcaba gana por la mínima su duelo parlamentario con Rajoy". Un 27% frente a un 25%. Qué tacaño, el nuevo director. "Rajoy da un portazo al plan secesionista de Mas y a la reforma de la Constitución. Rechaza acercar presos etarras", dice El País. "No y no". Fernando Garea relata que "cerró el debate" con una "larga e insólita intervención", el muy abusón. Y que estuvo “autocomplaciente y satisfecho” cuando no tenía motivos. Y al salir, “se mostró atento con los periodistas y con imangen impostada de felicidad”. Fernando, ¿por qué sabes que era impostada? Sólo por acabar el dichoso debate ya se tiene que poner uno como unas castañuelas. Josep Ramoneda dice que a Rajoy "sólo le preocupa recuperar el ánimo de ciertos sectores de las clases medias (…) los suyos". Y "Rubalcaba muestra ganas de pelea, con un discurso con carga ideológica oscurecido por la sombra de un pasado demasiado reciente".

ABC le dedica su portada a Paco de Lucía. "Un pellizco al alma de España". En portada se olvida del debate pero en páginas interiores aporta cómo lo vio Rajoy. "Rajoy, sobre la actitud de Rubalcaba: 'No parecía que debatiese conmigo'". Con lo mal que sienta eso, oye. Dice Bieito Rubido que los socialistas pudieron darse "una satisfacción visceral" con Rubalcaba, pero que no abran el champán porque "mientras que Rajoy tiene margen de maniobra por la evolución de la economía, a Pérez Rubalcaba se le estrecha el suyo, reducido al cara o cruz de las elecciones europeas". Hala, chincha. Gabriel Albiac se relame. "No me incomoda que el PSOE se hunda. Mejor, si es para siempre (...) Rubalcaba está lanzado al vértigo de morir matando. Matando a su partido. Lo cual me alegra, pero no consigo entender que le alegre a él". Y te inquieta una barbaridad, claro. "Cada segundo en el cual ejerza al frente de su partido es un paso de su partido hacia la nada. Dulce justicia poética. Que siga". Malo, eres malo, Gabriel.

Paco de Lucía también protagoniza la portada de La Razón. "El dios del flamenco". Aporta el periódico de Planeta su propia encuesta en la que "Rajoy ganó en el debate a Rubalcaba por 14 puntos y convenció al votante del PP". "En una encuesta realizada entre los habitantes de Génova, 13...", dice La Razón. Esto es broma. Dice Marhuenda que "Rajoy demostró que detrás de su gobierno hay una estrategia global" y que en las cuestiones catalana y vasca "las respuestas del presidente se apoyaban en un silogismo categórico imbatible", y claro, así cualquiera gana.

Y Martín Prieto le fastidia a Rubalcaba el efectista final de su discurso con lo de las estirpes de Rajoy. "Tengo empatía por Rubalcaba, aunque tras un almuerzo con Pedro J. Ramírez, no permitió mis ósculos en sus mejillas, por ello me dolió su puñalada de pícaro a Rajoy al final de su traca antisistema". ¡Pero Rubalcaba! ¡Cómo pudiste rechazar los besos de Martín Prieto!

A continuación