Bárcenas defraudó a Hacienda un total de 11,5 millones de euros entre 2000 y 2011

El juez Ruz ha recibido el informe final de conclusiones que la Agencia Tributaria ha realizado sobre Luis Bárcenas.

Ángela Martialay

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ya tiene en su despacho el informe de Hacienda donde se cifra la cuantía presuntamente defraudada por el matrimonio Bárcenas-Iglesias a la Agencia Tributaria.

El informe, al que ha tenido acceso Libertad Digital, detalla cómo el extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas defraudó al fisco un total de 11,5 millones de euros entre los ejercicios fiscales de los años 2000 y 2011.

De hecho, a Bárcenas le salió a devolver en siete ejercicios fiscales a la hora de hacer la declaración de la renta; ejercicios en los que Hacienda le ingresó un total de 72.270 euros.

El documento, de 256 folios elaborado por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) en el marco del caso Gürtel, especifica que el extesorero y su esposa, Rosalía Iglesias, defraudaron 8.381.747,79 euros en sus declaraciones sobre el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) entre 2000 y 2009, así como 3.109.944 euros en concepto de Impuesto de Patrimonio entre el primer ejercicio investigado y 2007.

En concreto, según la ONIF el matrimonio defraudó a través del Impuesto de Patrimonio, 133.539,93 euros en 2000, 185.275,94 en 2001, 180.197,39 en 2002, 301.590,75 en 2003, 466.921,67 en 2004, 414.822,49 en 2005, 422.847,56 euros en 2006 y 1.004.749,21 en 2007.

Mientras que con las declaraciones del IRPF habrían defraudado presuntamente 694.594,46 euros en 2000, 769.827,43 en 2001, 322.607,40 en 2002, 1.193.394,83 en 2003, 1.054.712,31 en 2004, 999.678,54 en 2005, 668.421,69 en 2006, 2.113.838,26 en 2007 y 564.672,87 en 2009.

Prescripción de los delitos

Sin embargo, gran parte de estos delitos fiscales podrían haber prescrito tras haber pasado más de cinco años desde que se llevaron a cabo.

Bárcenas está imputado por los delitos de blanqueo de capitales, delitos contra la Hacienda Pública, cohecho, estafa procesal y falsedad documental en grado de tentativa.

Según Ruz el ‘modus operandi’ que Bárcenas utilizaba para llevar a cabo sus negocios fraudulentos era el siguiente: en primer lugar, el ex senador colocaba en sus cuentas de Suiza los fondos obtenidos de las comisiones generadas a través de su participación con Francisco Correa procedentes de adjudicaciones de contratos públicos.

En una segunda fase, el imputado desvinculaba esos fondos procedentes de actividades ilícitas a través de complejas operaciones financieras llevadas a cabo a través de sociedades "opacas". Por último, el extesorero sacaba el dinero blanqueado en Suiza a través de transferencias a terceros países como Estados Unidos. Para llevar a cabo estas operaciones, Luis Bárcenas se valía de testaferros como el imputado Ivan Yánez.

A continuación