La Guardia Civil niega las contradicciones entre Fernández Díaz y Fernández de Mesa

Dice que las versiones "coinciden plenamente" y aseguran que el director del Instituto Armado "sí informó" del uso de material antidisturbios.

J. Arias Borque

La Dirección General de la Guardia Civil negó este viernes cualquier tipo de contradicción entre las explicaciones aportadas por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, durante su comparecencia en la Comisión de Interior del Congreso, y las explicaciones que había ofrecido el máximo responsable del Instituto Armado, Arsenio Fernández de Mesa, los días posteriores al intento de asalto a Ceuta de la madrugada del pasado 6 de febrero.

"No solo no existen contradicciones, sino que coinciden plenamente en la utilización como 'trazas en la mar' de las pelotas de goma y, en ningún caso, disparadas directamente contra los inmigrantes", aseguraron desde la Benemérita, donde consideraron acreditado que Arsenio Fernández de Mesa "sí informó, en cada una de sus comparecencias públicas, y con los informes correspondientes en cada momento, de la utilización de las pelotas de goma y fogueo, incluso en la mar".

La Guardia Civil recordó que la primera entrevista pública que realizó su máximo responsable fue el 7 de febrero, en un informativo de la Cadena Ser. "La Guardia civil no usa fuego real en ningún caso. No, pelotas de goma en la mar, no. En la mar pelotas no. Según los datos que yo tengo y los informes que tenemos hasta este momento se han utilizado pelotas de goma en la valla para impedir el asalto de un número importante de subsaharianos", dijo Fernández de Mesa.

Al filo de la medianoche de ese mismo día, el director general de la Guardia Civil reiteró en Radio Nacional de España (RNE) la utilización de medios antidisturbios aunque, en ningún caso, directamente contra las personas. "Las pelotas de goma y balas de fogueo fueron utilizadas, aunque nunca para disparar directamente contra ningún inmigrante".

El sábado 8, sobre las 10:30 horas de la mañana, 48 después del intento de entrada de los inmigrantes irregulares en Ceuta, dijo en otra emisora de radio que "lo que se hace es que, en el espigón, que es una prolongación de lo que son las aguas jurisdiccionales españolas, la Guardia Civil delimita las aguas de uno y otro país con pelotas de goma y disparos de fogueo".

Cuatro días más tarde, en la mañana del 12 de febrero, durante su visita a la Comandancia de Ceuta y un día antes de la comparecencia de Jorge Fernández Díaz en la Cámara Baja, aseguró que "naturalmente que se han utilizado medios antidisturbios, ¿que con algún medio antidisturbios se le haya hecho daño a algún subsahariano? En modo alguno, primero porque las pelotas de goma en el entre vallado no se pueden usar directamente sino que tienen que ir con una trayectoria elíptica para poder saltar la valla de seis metros, con lo cual lo que hay es una caída de la pelota".

"En la mar, lo que se ha hecho, es la traza con el espigón de la zona en la que se delimitaba lo que era la zona marroquí de la zona española, nada más. Hay una orden dada para que en el momento en el que se estaban acercando nadando ya a lo que podían ser aguas españolas, se parara inmediatamente de lanzar las trazas, para que supieran dónde estaban las aguas nacionales y las aguas marroquíes. Se da orden casi a 25 metros de que no se sigan lanzado, no a ellos en ningún caso, sino en la línea de agua se dejaran de lanzar esas pelotas de goma para que no pudieran herir absolutamente a nadie. Todo lo contrario", concluyó.

Además, la Guardia Civil recordó que en las autopsias realizadas a los cadáveres de los subsaharianos encontrados en aguas españolas "se hace constar que su muerte ha sido por asfixia por inmersión y no presentan daños que pudieran haber sido realizados por el material antidisturbios".

A continuación