Carlos Herrera, aterrado, suplica el voto para Rubalcaba

Dos temas fundamentales alarman a la prensa, Navarra y Cataluña. Menos a El País, que se lo toma con mucha pachorra.

Pilar Díez

El Mundo dice que "la vicepresidenta del TC quiere dar un balón de oxígeno a Mas". "La ponente Adela Asúa plantea inadmitir a trámite el recurso del Gobierno contra la declaración soberanista del Parlament de enero de 2013". Aclara Casimiro que la tal Adela es "afín al PNV y nombrada a propuesta del PSOE", así que no me digas más. Y cree que la "declaración es una manifestación sin efectos jurídicos", o sea, un farol. Asúa, dice Casimiro, se pasa por el arco del triunfo que "la mayoría del TC consideraba" que la manifestación es "radicalmente anticonstitucional y que tiene efectos jurídicos que afectan a la propia constitución del Estado". Menos mal que "la mayoría de los magistrados consideró la ponencia de Asúa una auténtica tomadura de pelo". ¿Entonces por qué nos das esos sustos, Casimiro? Eso sí, muy enfadado pregunta al Partido Socialista "a qué clase de expertos juristas aúpa al Tribunal Constitucional". Más cuidado, leñe.

No dice nada en portada hoy El Mundo de la crisis en Navarra, aunque en páginas interiores cuenta que "el PSN se planta ante Ferraz". Vamos, que se le están subiendo a las barbas a Rubalcaba. Santiago González constata que Roberto Jiménez, el líder del PSN, "está dispuesto a aceptar la presidencia" de Navarra "aupado por Bildu". "No parece que el PSOE se lo vaya a permitir, según ha dicho rotundamente Valenciano". Santiago, me temo que sí, que se lo va a permitir.

Federico Jiménez Losantos opina "que Rubalcaba y la joven guardia pocha -se ha levantado graciosillo- del PSOE pacten con la ETA para echar al gobierno de Navarra es algo perfectamente coherente con la trayectoria socialista de Zapatero". "Lo peor no es que los socialistas prefieran aliarse con la ETA antes que con el PP, lo terrible es que el PP le está diciendo a Rubalcaba que impida la moción de censura a UPN, cuando Rajoy está haciendo la política de Rubalcaba con respecto a la ETA". Porque a ver, "¿en qué se diferencia lo que dice Maroto, del sector sorayo-alonsista-oyarzabalino sobre el 'futuro compartido con Bildu' y lo de Madina o Soraya Rodríguez? En que el PSOE no ha esperado al futuro. Su presente está ya con la ETA. Y no sólo en Navarra". Jo, Federico, no seas agorero. Verás como Rubalcaba manda parar.

Y Casimiro por fin se digna a cotillearnos algo de la gresca entre Rajoy y Cospedal tras la putada que le ha hecho. Lo cuento rauda y veloz. "Rajoy llamó el lunes a Cospedal para comunicarle que Juan Manuel Moreno Bonilla era su elegido para presidir el PP andaluz. En esa reunión Rajoy pidió a la secretaria general que llamara al interesado para darle la noticia. Ésta declinó amablemente la invitación alegando que no había intervenido en la decisión y propuso que lo hiciera Carlos Floriano". Muy bien, Cospe, olé tus... Así se hace. Dice Casimiro que Rajoy se lo tomó muy bien y "no hubo tensión". "A Rajoy no le pareció mal, pero la realidad es que, desde entonces, ni la secretaria general ha llamado al candidato ni el candidato ha llamado a la secretaria general". No importa, Cospedal, siempre te quedará el consuelo de haber mandado al jefe a hacer puñetas.

El País huye de nuevo de la actualidad nacional y en esta ocasión le echa una mano Italia, siempre trasteando. "La dimisión del primer ministro sume a Italia en la inestabilidad". Sobre España dice en portada que "Barcina se resigna a dejar la presidencia de Navarra" y elude mencionar a Bildu en todos sus titulares sobre el tema, con lo que se puede adivinar que la operación les parece de perlas. "Los partidos se preparan para acelerar el calendario y anticipar las elecciones". "El PSOE trata de evitar que el proceso se vuelva en su contra", dice el periódico. Para conseguirlo "el PSOE está dispuesto a presentar la moción de censura y a recibir en esa votación el apoyo de Bildu, pero no quiere ni oír hablar de pactar". O sea, que llegar al acuerdo de presentar un candidato y que el otro te lo vote no es un pacto. A ver si convencen a alguien. Y anuncia que Rubalcaba ha dado el visto bueno. "Es una operación muy delicada que la dirección federal del PSOE quiere supervisar desde Madrid para que no le estalle en la cara". La guinda la pone el líder socialista navarro, Roberto Jiménez, que escribe una columna en un lugar privilegiado del periódico bajo el título "Navarra merece la verdad". En ella no hace ninguna mención a sus intenciones de hacer pareja con Bildu.

La Razón abre con Cataluña -"La declaración soberanista de Cataluña parte al Constitucional"- y cuenta que Otegi le ha echado una manita al PSOE desde la cárcel con un tuit. "Otegi bendice el pacto con el PSOE para echar a Barcina". Marhuenda revela "la verdad de las prisas socialistas para asaltar el poder". "A los socialistas navarros le ha entrado prisa por desbancar al gobierno de Barcina porque se les acaba el tiempo para una moción de censura. La ley navarra prohíbe convocar elecciones con las europeas en marcha o a menos de un año del fin de la legislatura. Así, se entiende que el ultimátum para que UPN aclare un supuesto caso de corrupción venza dentro de 15 días". ¡Válgame el cielo!, haber empezado por ahí. A veces da gusto contigo Marhuenda. "El PSN planea unirse entonces a los proetarras de Bildu para tumbar a Barcina por mucho que desde Ferraz se hagan cruces contra esta siniestra alianza". Menos cruces, menos cruces.

ABC abre su portada con una entrevista a la presidenta navarra. "El PSN se está dejando arrastrar por Bildu para echarme". Bieito no se fía de Rubalcaba. "Si dentro del PSOE no se alzan voces contra el acuerdo del socialismo navarro con Bildu, acabará consumándose , porque los socialistas están embarcados en una política en la que vale todo con tal de expulsar al PP del poder". Y lo ven más negro que la noche. "El PSOE no descarta contar con Bildu para desalojar a Barcina. Ferraz cree que el líder del PSN se precipitó al adelantar la moción, pero no la impedirá. "Un órdago a Barcina que acorrala a Rubalcaba".

Carlos Herrera está tan aterrado que hace campaña por Rubalcaba. "Pocas cosas le convienen más a esta España desencajada y convulsa que la permanencia de Rubalcaba al frente del PSOE (...) Es la mejor garantía de estabilidad (…) No conviene que pierda las elecciones europeas (…) Es el único capaz de establecer acuerdos de Estado". Por favor, por favor, continúa desesperado "hay que salvarle de su propios correligionarios", que "con Rubalcaba al frente del PSOE se abre un futuro más interesante que sin Rubalcaba al frente del PSOE". "El futuro pasará por un acuerdo de los dos grandes partidos" y esto "solo es contemplable con Rubalcaba al frente del entramado socialista. Para ello tiene que ganar las europeas". ¿Alguien tiene un tranxilium? Este hombre tiene un ataque de ansiedad.

A continuación