Cataluña no renovará los libros de texto para adaptarlos a la LOMCE el próximo curso

Lo justifica, a través de un comunicado, esgrimiendo la crisis como excusa: para que las familias catalanas no hagan "gastos innecesarios".

LD/ Agencias

La consejera de Enseñanza de la Generalidad de Cataluña, Irene Rigau, se reunirá la próxima semana con representantes del sector editorial para informarles de que "no es necesario modificar los libros de texto" en el curso 2014-15, pese a la implantación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

Según ha informado este jueves el departamento en un comunicado, la consejera argumentará el mantenimiento de los libros como medida ante la crisis para que las familias catalanas no tengan que hacer "gastos innecesarios", puesto que los libros pueden costar más de 300 euros. "El departamento quiere que estas familias puedan reciclar y continuar utilizando los actuales libros de texto", ha defendido la consejería.

Ha afirmado que la normativa que regula la LOMCE aún no se ha aprobado y, según los borradores del Ministerio de Educación, la principal modificación recae en Ciencias Sociales, uno de los elementos de principal discrepancia entre la Generalidad y el Estado.

Así, ha defendido el modelo catalán de despliegue de las competencias básicas en el currículo en Primaria y Secundaria, lo que se adapta a la normativa vigente y a la estrategia Europa 2020: "Se considera que los libros de texto actualmente vigentes garantizan la implantación de las competencias básicas".

Si bien Cataluña será la que adopte finalmente la decisión, Alfredo Pérez Rubalcaba ha utilizado en varias ocasiones argumentos similares. El secretario general del PSOE, que sostiene que la Lomce nace muerta, ha pedido al Gobierno que "no haga creer a los editores de libros de texto que se pueden vender nuevos libros, porque esos libros no se venderán nunca".

A continuación