Un acta interna demuestra cómo Soralpe fabricaba 'facturas falsas' para UGT-A

Las actas de las reuniones del sindicato demuestran que era un práctica generalizada entre las sedes regionales cargar gastos a Soralpe.

Pedro de Tena (Sevilla)

Soralpe I+P Asociados es una empresa cuya propietario único es UGT confederal con sede en Madrid, pero en Sevilla opera como empresa auxiliar de UGT. De hecho, la federación andaluza de UGT utiliza desde hace años aSoralpe para hacer facturas presuntamente falsas con las que ha pagado gastos generales de sus sedes provinciales. Estos recibos se los ha cargado de forma irregular a la Junta de Andalucía, como si fueran cursos de formación. Este nuevo dato vincula aún más a Cándido Méndez con la estrategia de falseamiento de gastos que luego se consignaban a las subvenciones de la Junta de Andalucía.

Cuenta El Mundo que el sindicato UGT de Andalucía lleva al menos ocho años justificando de forma irregular y con facturas supuestamente falsas de la empresa Soralpe –participada al 100% por UGT– el programa Forman, que incluye cursos de formación para parados y está cofinanciado por la Junta de Andalucía y el Fondo Social Europeo.

Hay un acta que lo demuestra porque en una reunión interna de dirigentes de UGT de Andalucía, con responsables sindicales de las ocho provincias y dirigentes de entes instrumentales del sindicato, se habló del asunto. En el encuentro, celebrado en Sevilla el 9 de febrero de 2006, el entonces secretario de Administración de UGT-A, Federico Fresneda, dio instrucciones a los secretarios de Administración de las ocho provincias andaluzas para que se hicieran facturas irregulares a través de Soralpe y justificar de esta forma el programa Forman.

Recuérdese que UGT cargó los 700 maletines falsificados en Asia que regaló a los sindicalistas que acudieron al congreso regional celebrado en 2009 al programa Forman XXI.
Pero es más "Todos los gastos de las sedes de las uniones provinciales [de UGT] se pueden meter para las justificaciones" del programa Forman. Así lo indicó Fresneda a los dirigentes allí reunidos demostrando que el falseamiento de facturas no es un hecho aislado sino una estrategia general del sindicato socialista en Andalucía de la que tenía que estar perfectamente al tanto el propietario de Soralpe, la empresa utilizada.Vean parte de ese acta:

Parte de una de las actas internas de UGT

El procedimiento era ponerlo todo a nombre de Soralpe y puso "como ejemplo la luz de Jaén, que se ha puesto a nombre de Soralpe y es quien paga, y la unión provincial se olvida".

"Las uniones provinciales tienen que imputar los gastos que tienen a los distintos programas [subvencionados por las administraciones] y hacer todos los alquileres a través de Soralpe. De los únicos gastos que se harían cargo las uniones provinciales serían de las nóminas; el resto se pueden justificar todos", abunda..

Precisamente estuvo en esa reunión Enrique Goicoechea, el consejero delegado que se encarga de la administración de Soralpe y Novasur, dos de las empresas ugetistas registradas por orden judicial la pasada semana. "Goicoechea comenta que el Tribunal de Cuentas y la Junta de Andalucía no permiten justificar con notas de cargo", detalla el acta de la reunión celebrada en febrero de 2006.

El registro de las sedes de Soralpe y UGT de Andalucía, además de otras dos empresas ugetistas –Proyectos Inmobiliarios Novasur y Geosur Arquitectura y Urbanismo SL, presidida por Manuel del Valle, abogado y antiguo alcalde socialista de la capital sevillana– en el marco de la operación Cirene, aporta un gran interés a este acta, una especie de confesión de parte de cómo se han hecho las cosas en el sindicato hermano del PSOE.

A continuación