El PNV lanza su propuesta para que los vascos "decidan su futuro"

A primeros de año arrancará el debate sobre la reforma del Estatuto de Guernica. El PNV quiere que incluya un nuevo "estatus" para la región.

ld/agencias

El PNV ha abierto este jueves en el Parlamento Vasco el debate sobre la actualización del autogobierno del País Vasco para conseguir un nuevo estatus que debería ser refrendado en una consulta, prevista en principio para 2015.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y el portavoz de este grupo en la Cámara de Vitoria, Joseba Egibar, han registrado este jueves en el Parlamento Vasco una proposición no de ley para constituir en su seno una ponencia sobre la "actualización del autogobierno como expresión de la voluntad política del pueblo vasco".

La Mesa del Parlamento deberá calificar esta iniciativa y luego tendrá que haber un acuerdo del pleno de la Cámara para constituir este foro, que podría comenzar a trabajar el próximo mes de febrero y que tiene como horizonte de trabajo esta legislatura.

Ortuzar ha reconocido que el objetivo es lograr que en 2015 se cierre un acuerdo político con un texto articulado que, como establece el Estatuto de Guernica, se sometería a refrendo popular.

De cualquier manera, ha dicho que ese objetivo "razonable" de cerrar el proceso ese año podría verse ampliado en el tiempo si es necesario porque, ha señalado de forma distendida, "no hay prisa si la dicha es buena".

Sobre la celebración de la consulta, el presidente del PNV ha indicado, con la vista puesta en Cataluña, que cualquier reforma constitucional y estatutaria "se tiene que hacer articulando los mecanismos que están previstos" en la propia Constitución y en el Estatuto, y en éste se recoge la celebración de un referéndum para "sancionar cualquier reforma o transición a un nuevo estatus".

El "problemón" del "Estado español"

Tras afirmar que con esta cuestión "se están creando problemas donde no los hay", el presidente del PNV ha explicado que su partido espera del Gobierno español "respeto" a lo que puedan acordar los partidos y a lo que luego pudieran decidir los ciudadanos en un referendo, al tiempo que ha mostrado la disposición del PNV a hablar del modelo de Estado.

"Hay un problemón sobre el modelo de Estado en el Estado español y estamos dispuestos a hablar de ello", ha asegurado Ortuzar, quien ha destacado la "necesidad de revisar el actual marco jurídico político" representado por el Estatuto de Guernica, porque han pasado 35 años, "mucho tiempo". En su opinión, sobre él se proyectan sombras por haberse visto "laminado y erosionado" por leyes básicas del Estado y sentencias del Tribunal Constitucional.

A su juicio, ahora hay una "oportunidad para garantizar que lo acordado y sancionado por la ciudadanía se cumpla en su integridad", para que la sociedad vasca "vuelva a decidir su futuro", porque es a los partidos vascos, pero sobre todo a la ciudadanía, a quien corresponde "en este momento construir y decidir su estatus jurídico político".

El texto de la proposición no de ley del PNV apela a la disposición adicional del Estatuto de Guernica sobre los derechos históricos del pueblo vasco y su actualización y señala que, desde el "respeto a las diferentes realidades legales y marcos en los que actualmente se articula el pueblo vasco" se debe reconocer legitimidad a las iniciativas para el cambio de modelo de autogobierno.

Todos los partidos están invitados al debate pero sus opiniones son dispares. El PP ha dicho que es "escéptico" con esta ponencia pero participará en ella para "modernizar la Administración" y sacar el máximo partido al Estatuto de Autonomía. UPyD acudirá para "acabar con las falacias del nacionalismo vasco", como el derecho a decidir, y defenderá un Estado federal, simétrico y cooperativo. El PSE buscará "identificar mejoras" del autogobierno. Mientras, EH Bildu, también invitado a la ponencia, quiere que el PNV vaya mucho más lejos porque, dicen, el "ciclo autonomista está agotado".

A continuación