Rajoy, a las tropas: "Llevan nuestra bandera allí donde son necesarios"

Desde la Escuela Naval de Marín, Rajoy se dirigió a las unidades en misiones humanitarias. La orden: "Vuelvan sanos y salvos".

Pablo Montesinos

No serán unas Navidades fáciles para ellos. Lejos de sus familias, en los conflictos más duros del planeta o navegando mar adentro. Los soldados en misiones humanitarias y de paz en el extranjero recibieron la felicitación del pueblo español en voz del presidente. Mariano Rajoy les dio una orden clara: "Que vuelvan todos sanos y salvo". Y les recordó que son el orgullo de una nación: "Que vuelvan orgullosos del uniforme que visten y del trabajo realizado porque así es como nosotros nos sentimos y como les vemos".

Fue una conexión breve con 11 destacamentos, desde el Líbano a Afganistán pasando por el Cuerno de África. Tres de las conexiones fueron telefónicas porque las condiciones no permitían una videoconferencia. Desde la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra), y en compañía del ministro de Defensa, Rajoy reconoció la "labor y contribución" de las tropas "al servicio de España". Una deuda "tan intangible como valiosa" en pro de la seguridad de todos, y que en ocasiones pasa desapercibida y no es lo suficientemente valorada.

El jefe del Ejecutivo citó "los nuevos escenarios de confrontación". Este mismo lunes, se trasladó a Yibuti en un viaje relámpago: "No bajemos la guardia, estamos ganando la batalla", trató de insuflar ánimos. En su tradicional mensaje a las tropas, Rajoy recordó "los principios y los valores que defienden" cada vez que se enfrentan a nuevos riegos y amenazas. "Hacen del mundo un lugar mejor", les dijo, y por ello reciben "el mayor respeto y consideración de la sociedad".

Los soldados responden "orgullosos"

En un país –España- en el que sus fuerzas armadas no están tan reconocidas como en otros países, el presidente puso en valor que, como soldados, "nos representan allí donde se quitan la mochila o atracan el barco". Esto es, "allí donde llevan nuestra bandera" y "son necesarios". Embajadores de la nación "en las zonas más difíciles del globo" y en las que ofrecen "algo tan importante como es ser español".

Junto a Pedro Morenés, el presidente también tuvo palabras para las familias de aquellos que esta Nochebuena estarán luchando por su país. Por ellos, por todos, les instó a volver "sanos y salvos" y les deseo "una feliz Navidad". Tras las palabras, las distintas unidades les agradecieron el mensaje y pusieron encima de la mesa "el orgullo de representar a nuestra patria". Mientras los españoles estarán disfrutando de las fiestas, ellos defenderán lejos de casa su seguridad.

A continuación