El temporal deja vías anegadas, apagones y un tren descarrilado en Galicia

Durante la madrugada de este martes se han producido 347 incidencias a causa del mal temporal. La provincia más afectada ha sido La Coruña.

LD/ Agencias

El temporal que durante la noche del lunes y la madrugada del martes ha afectado a Galicia ha generado más de 350 incidencias atendidas por los servicios de emergencias del 112-Galicia, en su mayor parte relacionados con caída de árboles o vallas, corte de carreteras e inundaciones.

El incidente más relevante de la noche ha sido el descarrilamiento de un tren de línea estrecha a la altura de Covas, Lugo, a causa de la caída de un árbol, que no causó daños para sus diez pasajeros, que fueron trasladados en taxi a sus destinos.

Según han informado los equipos de emergencias a Europa Press, las provincias más afectadas por el temporal han sido La Coruña y Pontevedra, donde se concentran la mayor parte de las asistencias por incidencias.

En concreto, en La Coruña los Bomberos han tenido que realizar durante la noche varias salidas. Pasadas las 00.00 horas, han acudido a la calle Lineo, por el desprendimiento de un revestimiento metálico en una fachada y, posteriormente, han atendido el desplome de un falso techo en una vivienda.

En la avenida de Alfonso Molina, a la altura de la Ronda de Outeiro, se registró durante la madrugada la caída de un árbol, lo que ha dificultado la circulación, al igual que ocurrió en la carretera de Feáns. También un árbol ha caído a primera hora de la mañana de este martes sobre varios vehículos en la Avenida de Monelos.

En Arteixo (La Coruña), los servicios de emergencias han tenido que retirar varias vallas, árboles y otros materiales de las carreteras, aunque en todos los casos se ha tratado sólo de daños materiales. Asimismo, en Oleiros (La Coruña), se levantaron las cubiertas de chapa de una gasolinera en la N-VI, en la zona de Mesón da Auga, lo que afectó a los surtidores.

El fuerte viento que ha soplado durante la noche ha provocado que las lonas instaladas en el Estadio de Riazor, en A Coruña, se soltasen. Lo mismo ocurrió en el Estadio de Balaídos de Vigo, donde también se soltaron las cubiertas. En la ciudad olívica se han producido numerosas incidencias por caída de árboles y ramas.

En Santiago de Compostela, la Policía Local se ha visto obligada a cortar algunas vías por la presencia de balsas de agua y la retirada de ramas. Asimismo, ha permanecido cortada durante parte de la madrugada la carretera que une Santa Comba con la capital gallega, a causa de la caída de un árbol en la parroquia de Freixeiro.

En Pontevedra, la incidencia más importante se ha producido en el Puente de A Barca, que ha tenido que ser cortado al tráfico a causa del desprendimiento de algunas chapas, que han caído sobre la vía. Los servicios de emergencias también han tenido que cortar al tráfico la N-120 a la altura de El Porriño, a causa de la caída de una valla publicitaria.

A continuación