Susana Díaz, dispuesta a llevar al TC la ley del aborto de Gallardón

Al tiempo que Rubalcaba arremetía en Ferraz contra la norma, Susana Díaz decía que su gobierno no descarta "ningún instrumento".

ld/agencias

Tras conocerse el viernes las líneas generales de la reforma de la ley del aborto, el PSOE continúa endureciendo sus críticas contra el Gobierno central y convirtiendo este tema en el asunto central de oposición a Rajoy.

En este contexto se enmarca el anuncio de la presidenta de la Junta, Susana Díaz este lunes. Según ha dicho, el Gobierno andaluz "no descartará ningún instrumento, incluido el recurso al (Tribunal) Constitucional" contra la "cruel e insensible" ley del aborto que está promoviendo el Gobierno central.

En una reunión celebrada con carácter monográfico y convocada de manera urgente en la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía, Díaz ha dicho estas palabras ante el Consejo Andaluz de Participación de las Mujeres, cuyas representantes le han pedido "que haga todo lo posible para que esta ley no llegue a aplicarse" y "busque la forma de parar esta barbarie".

Con estas palabras, Susana Díaz se sumaba al frente abierto por el PSOE desde la publicación del anteproyecto de ley. Según la presidenta andaluza, el Gobierno central "ha mostrado mayor crudeza y mayor insensibilidad", según Susana Díaz, quien ha dicho que además lo ha hecho para ir "contra los derechos y las libertades de las mujeres".

"No es verdad que retrotraiga a la ley del 85, sino que retrotrae a antes porque ni siquiera prevé el caso de malformación del feto", y es "un ejemplo de legislación que sitúa a las mujeres en un plano de inmadurez" y que las considera incapaces de decidir frente a su maternidad, ha dicho.

"Movilización" del PSOE

Sus palabras coincidían con las del líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien tras las declaraciones del fin de semana anunciaba una batería de medidas contra la norma.

Según ha denunciado Rubalcaba en un acto en Ferraz, se trata de "una ley clasista, hipócrita, que implica desigualdad y nos retrotrae a tiempos en los que las mujeres interrumpían el embarazo si podían pagarse un viaje a Londres".

El líder de la oposición ha anunciado que su partido luchará para impedir que esta ley entre en vigor en tres escenarios: el Congreso de los Diputados, el Parlamento Europeo y la sociedad civil.

Entre las medidas, estará la presentación en los próximos días de iniciativas para buscar el apoyo del resto de partidos para intentar "un sonoro no y demostrar al Gobierno votando que está solo". En este ámbito se enmarcaría la carta abierta de Valenciano a las diputadas populares pidiéndoles el rechazo a la norma.

Igualmente, tratarán de movilizar a la sociedad civil donde, según su pronóstico, el Gobierno no "tiene mayoría social".

A continuación