El Gobierno aprueba el convenio con Rusia que desbloqueará las adopciones

El acuerdo facilitará el desbloqueo de la situación en que se encuentran numerosas familias pendientes de la tramitación de sus procesos de adopción.

LD/ Agencias

El Consejo de Ministros ha autorizado este viernes la firma del convenio bilateral de adopciones con Rusia, clave para desatascar algunos de los procesos de adopción iniciados por familias españolas y que paró Moscú para evitar que sus huérfanos pudiesen ser adoptados por homosexuales.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación considera que esta autorización supone un paso "muy satisfactorio" tras meses de intensa labor de negociación con vistas a que el convenio entre en vigor "lo antes posible". Una vez autorizada la firma por el Consejo de Ministros, el texto se enviará al Consejo de Estado antes de que las partes puedan firmarlo. Tras su ratificación en las Cortes Generales, podrá entrar en vigor.

El Gobierno "confía" en que la aprobación de este convenio por parte española permita a las autoridades rusas "acelerar los trámites previstos en su legislación para la ratificación del convenio", subraya en su nota Exteriores, donde deja claro que es "voluntad del Gobierno seguir trabajando con las autoridades rusas con el fin de que la entrada en vigor se produzca lo antes posible".

Rusia no permite adoptar a los homosexuales, por lo que muchos de ellos inician los trámites como familia monoparental. En julio pasado, Rusia prohibió las adopciones por parte de familias monoparentales y comenzó a pedir garantías a los países donde está reconocido el matrimonio entre personas del mismo sexo de que sus huérfanos no iban a acabar siendo tutelados por una familia de este tipo.

Ante la dificultad por parte de los Estados de ofrecer este tipo de garantías, Rusia comenzó a negociar con varios países, España entre ellos, un convenio bilateral que ponga negro sobre blanco qué condiciones debe cumplir un extranjero para adoptar a un niño ruso.

Desde hace una década, Rusia se ha convertido en el principal país, junto con China, al que acuden las familias españolas para adoptar. Desde 1999 unos 12.000 menores rusos han sido adoptados por familias españolas.

Este convenio servirá, según Exteriores, para instaurar un sistema de cooperación dirigido a asegurar, en los procesos de adopción internacional entre los dos países, la eliminación y prevención de la sustracción, tráfico y venta de menores de edad.

El acuerdo facilitará el desbloqueo de la situación en que se encuentran desde hace meses numerosas familias españolas pendientes de la tramitación de sus procesos de adopción. De los casi 600 expedientes iniciados en Rusia por familias españolas, la suspensión de los procesos judiciales ha afectado a más de 150 a las que ya se había asignado un menor.

Tras las modificaciones aprobadas el pasado mes de julio en Rusia -que exigen la existencia de un Convenio bilateral para poder continuar tramitando adopciones- España ha sido el primer país en llegar a un acuerdo con Rusia para la firma de un convenio de este tipo.

A continuación