La Guardia Civil registra la sede de UGT en Sevilla

Durante más de once horas se ha alargado el registro de la sede de UGT.

Pedro de Tena (Sevilla)

Alrededor de 50 agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil se han desplazado a primera hora de este jueves a la sede central del sindicato UGT Andalucía para realizar un registro en el marco de la causa judicial sobre el uso de fondos de formación que investiga la magistrada Mercedes Alaya, han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado. Unos agentes iban de paisano y otros de uniforme. La Guardia Civil no tiene previsto efectuar detenciones dentro la operación, denominada Cirene.

Además, se está registrando la sede de la empresa Soralpe Imás P Asociados sobre cuyas actividades vinculadas con el sindicato ha venido informando Libertad Digital. Asimismo, la Guardia Civil está registrando dos sedes de empresas relacionadas con los fondos de formación, ambas en la capital sevillana, Proyectos Inmobiliarios Novosur, (Menéndez Pelayo, 7, la misma sede de Soralpe) y Geosur Arquitectura y Urbanismo (avenida de San Francisco Javier, 9).

El registro se ha iniciado sobre las 10:30 horas en la sede del sindicato ubicada en la calle Antonio Salado de la capital hispalense, que permanece cortada. Una decena de agentes mantiene bloqueados los accesos a la calle y no dejan entrar ni salir a los trabajadores, muchos de los cuales habían salido a desayunar.

"Todo el que no sea de la casa, fuera", han ordenado los agentes al comienzo del registro, según la versión aportada por un sindicalista que se ha quedado fuera del edificio. Rodrigo Salguero, de la Federación de Servicios Públicos de UGT en Huelva, tenía una reunión con sus compañeros en Sevilla esta mañana. Pero no ha podido entrar, al haber comenzado el registro. "No dejan salir tampoco a los que se han quedado dentro", ha declarado a El País.

Los agentes preguntaron por el secretario de Organización, Manuel Ferrer, quien se ha hecho cargo de la dirección del sindicato tras la marcha de Fernández Sevilla pero el ahora máximo responsable no se encuentra en Sevilla, por lo que el registro continúa sin su presencia.

Según fuentes de UGT consultadas por Libertad Digital, la Guardia Civil tiene la intención de llevarse o copiar los discos duros de los ordenadores claves de la organización andaluza. El único representante de UGT-A presente en el momento del registro era José Carlos Mestre, célebre porque había aparecido bailando en la caseta de Feria durante las ya famosas comidas de UGT. Mestre es secretario de Acción Institucional de la Ejecutiva actual.

El registro se realiza tras una orden dada en este sentido por la juez de instrucción número seis de Sevilla, Mercedes Alaya.

Esta diligencia se produce dentro de la investigación que la instructora lleva a cabo sobre las ayudas para formación dadas a los sindicatos, una pieza que Alaya abrió hace solo unas semanas y que se encuentra bajo secreto del sumario.

Impreciso final del registro

No se sabe cuándo terminará la operación que podría prolongarse durante la tarde dado el número de cajas y archivadores introducidos por la Guardia Civil en el edificio de UGT.

La operación está causando el natural desconcierto de los trabajadores en un momento en el que, precisamente, los trabajadores despedidos por UGT-A acudían al juzgado para una vista.

A continuación