IU: "Los gobernantes asesinos que mataron a los tres vecinos merecen la muerte"

El concejal de la formación comunista en la localidad sevillana llama "criminal" a Rajoy en Twitter.

Pedro de Tena (Sevilla)

La muerte de tres miembros de la misma familia de la barriada de Rabesa en Alcala de Guadaira el pasado sábado fue utilizada por Izquierda Unida para alterar los ánimos de la población e impulsar manifestaciones de protesta ante el Ayuntamiento, gobernado por el PSOE, a cuyos concejales llamaron "asesinos". Ahora, el concejal de IU en la localidad da un paso más y ha escrito en Facebook que los gobernantes asesinos que mataron a los tres vecinos merecen la muerte y llama "criminal" a Mariano Rajoy.

ABC destaca hoy que Alberto J. Miranda, portavoz de IU en Alcalá de Guadaíra, Alberto J. Miranda, escribió frases absolutamente violentas el día siguiente del suceso. Dice el diario de Vocento que "con lenguaje tosco y barriobajero, el edil va elevando su tono en el texto y, tras mostrar su pesar por los fallecimientos en la familia de Rabesa, que «no se merecía morir por culpa de esos gobernantes asesinos que salen a diario en televisión vendiendo humo, que son quienes merecen la muerte».

Miranda aboga abiertamente por la «violencia del pueblo hacia esos usurpadores, esos capitalistas sin escrúpulos, esos asesinos, porque no tienen otro nombre, es más que necesaria en estos momentos. El pueblo español se tiene que levantar de una vez, y ese criminal llamado Mariano Rajoy tiene que pasar el resto de su miserable vida entre rejas».

«Ahora si quieren que me denuncien por incitar al odio —añade Miranda—, con esas nuevas leyes fascistas que estáis proponiendo, porque yo sí siento odio, odio de clase, odio a los capitalistas que habéis matado a mis vecinos, y escribo esto entre lágrimas de impotencia y tristeza, pero con la certeza de que este pueblo estallará y dirá basta. Yo me pienso dejar la vida intentándolo, y mis hijos no podrán decir que su padre no luchó hasta su último aliento por acabar con este sistema asesino».

«Ojalá no mueran más familias, ojalá os muráis los que habéis matado a mis vecinos con vuestras malditas políticas de recortes. El capitalismo mata, pero el pueblo cuando no puede más también, y el día que por fin nos levantemos, os faltará mundo para correr miserables asesinos». Con esa sentencia concluye el portavoz de IU su texto del domingo pasado.

La nota de Izquierda Unida indica que fue la mano que meció la cuna de la manifestación ante el Ayuntamiento

"Nos sumamos a la iniciativa impulsada por los vecinos de la familia fallecida y apoyada por el movimiento 15M, de convocar una concentración mañana lunes a las 10:00 de la mañana en la Plaza del Duque, a las puertas del Ayuntamiento, como señal de protesta ante esta tragedia, que entendemos, se podría haber evitado. Y le pedimos a todos los trabajadores y trabajadoras de Alcalá de Guadaíra que tengan oportunidad, que se sumen a la iniciativa."

En su versión de los hechos, previa a toda investigación, el portavoz de IU dice que "el fallecido era fontanero en paro, trabajó para una aseguradora y perdió el empleo al inicio de la crisis, y era padre de cuatro hijos, dos mayores de edad y dos menores. El matrimonio fallecido por una intoxicación alimentaria se levantaba todos los días a las siete de la mañana y salía a la calle para, con la ayuda de una pequeña furgoneta, recoger cartones, cajas de plástico y ropa vieja para obtener algún dinero con su venta. La solidaridad de los pequeños comercios de la zona hacía que la familia se pudiese alimentar, ya que les regalaban los productos que no vendían o que estaban cerca de caducar, y tal y como explican los vecinos, la familia no recogía comida de la basura para alimentarse como se dijo en un principio."

Desde Izquierda Unida denunciamos por un lado, la política de recortes de los sucesivos gobiernos centrales de Zapatero y Rajoy, que está conduciendo a la pobreza y la exclusión social a millones de familias, y por otro lado, la insuficiente política local para paliar los efectos de la crisis en la ciudad. Recordamos que desde Izquierda Unida ya exigimos en pleno, que el equipo de gobierno redujera sus sueldos a la mitad y destinara el resto a la partida de emergencia social, para ayudar a las familias que más lo necesitaban, ante lo que nos encontramos con la negativa del PSOE que calificaron la propuesta de "ocurrencia", y pese a haber sido aprobada en pleno, se negaron a ejecutarla. Parece ser que los concejales socialistas son los únicos que no pueden vivir con 1.300 euros al mes, que es la mitad de sus actuales sueldos.

Ante este terrible suceso, nos seguimos reiterando en la necesidad de subvertir el sistema capitalista, cuyos principales defensores son PSOE y PP, y que está condenando a la pobreza, y en casos extremos como este a la muerte, a millones de personas en nuestro país."

A continuación