La renovación de UGT Andalucía: ¿Operación Lampedusa?

Que sea el secretario de Formación durante 12 años el que se diga "cabeza" del sector crítico, no permite mayores esperanzas.

Pedro de Tena (Sevilla)

"Si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie. ¿Me explico?", le decía el príncipe a su sobrino mientras le metía en los bolsillos onzas de oro para ayudar a la revolución en la novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa, El Gatopardo. Es lo que se teme en las bases de UGT Andalucía que se esté preparando. De hecho, la "Operación Lampedusa", como podría llamarse de confirmarse la intención, acaba de empezar sin demasiados refinamientos. Que sea el secretario de Formación durante 12 años el que se diga "cabeza" del sector crítico, no permite mayores esperanzas. No se le recuerda ninguna explicación de los escándalos que han afectado precisamente a su área, la formación de ocupados y parados.

Europa Press ha contado que afiliados y algunos cargos orgánicos de UGT, pertenecientes a las provincias de Sevilla, Cádiz, Córdoba y Huelva, se reunieron en Sevilla para constituirse en sector crítico con vistas a "abordar una regeneración", para lo cual advierten que crearán una plataforma digital con vistas a captar adhesiones.

El exsecretario de Formación de UGT-A durante tres mandatos, Germán Domínguez, fue quien explicó que este grupo "no son solo tres personas". Pretende conseguir que los secretarios generales provinciales acudan al Comité Regional del 9 de enero apoyando la creación de una gestora, que, a su vez, convoque un congreso extraordinario de UGT-A y luego presentar una candidatura al próximo congreso.

Para ello, va a crear una plataforma digital, "para que se pueda adherir la gente", y además darán charlas y conferencias a otras provincias en las que hablarán "de la importancia de renovar y regenerar el sindicato".

"Somos una plataforma crítica de afiliados que después de analizar todos los hechos y ver lo que está ocurriendo últimamente, se ha decidido formar este grupo crítico con la dirección del sindicato que no está de acuerdo con lo que se está haciendo", agregó Domínguez. Entre los miembros de esta corriente crítica, además de él mismo, se encuentra la exsecretaria de la Mujer de CCOO Ana Pérez Luna.

Germán Domínguez sostiene que "en algunas provincias esta corriente puede representar al 50 por ciento de afiliados". "Todo tiene que cambiar y hay que acometer un trabajo durísimo de limpieza, hay que limpiar todo para que los sindicalistas de UGT podamos ir con la cabeza bien alta de que todo ha quedado limpio; hay que cambiar, reformar y regenerar los modos del sindicato, dotándole de más transparencia y donde el trabajo y no el cargo sea lo más importante", señaló Domínguez.

El próximo 9 de enero se reúne el Comité Regional de UGT-A para decidir si se mantiene la actual Comisión Ejecutiva y se nombra a un nuevo secretario general, tras la dimisión del secretario general del sindicato, Francisco Fernández Sevilla, o si bien se conforma una gestora que a su vez convocaría un congreso de carácter extraordinario.

Los renovadores

Los que se autopostulan, Germán Dominguez y Ana Pérez Luna aparecen ambos en la relación de miembros de la Ejecutiva de Manuel Pastrana que cobraban sobresueldos amparados en kilometrajes y dietas falsas, incluso después de haber dejado la Ejecutiva en 2009.

A continuación