El PP asegura que Canal Sur está “en causa de disolución”

Los populares recriminan a Susana Díaz que la radiotelevisión pública andaluza necesita cada vez una inyección mayor de fondos públicos.

Pedro de Tena

Esta consideración se produce tras el tsunami televisivo originado por el cierre de la Televisión Pública Valenciana, Canal Nou. Si la presidenta de la Junta, Susana Díaz, se refirió este miércoles a dicho cierre de la Radio Televisión Valenciana (RTVV) como ejemplo de una mala gestión de lo público, el PP le recordó que Canal Sur es otro ejemplo y que está en causa de disolución.

La presidenta andaluza lamentó desde Granada que la clausura de Canal 9 vaya a significar que en torno a 1.700 trabajadores engrosen las listas del paro, en un momento "de mucha dificultad" para los medios de comunicación pero quiso dejar claro que la situación económica en la que se hallaba la RTVV, con una deuda que, según indicó, asciende a 1.000 millones de euros, no es comparable a la deuda de Canal Sur, que situó en 80. De este modo se demostraría, pues, que hay una gestión "buena", la de la RTVA, y una mala, la valenciana.

La respuesta del portavoz del PP en la comisión parlamentaria de la Radio Televisión Pública de Andalucía (RTVA), Miguel Contreras, no se hizo esperar afirmando nada menos que "La RTVA está en causa de disolución".

El motivo de esta afirmación, subraya La Razón, es que el informe de auditoría externo que se realiza refleja año tras año que su patrimonio es negativo. En el ejercicio de 2013 se anunció que se aumentaría en 20 millones el capital social de la entidad, algo que, de momento, no se ha hecho. Para 2014 se ha proyectado un incremento de 25 millones. La RTVA no constituye, pues, un ejemplo porque el Gobierno andaluz tiene que inyectarle cada vez más fondos públicos.

La diferencia entre los ingresos y los gastos recogidos en el Proyecto de Ley de Presupuestos para 2014 se sitúa alrededor de los 22 millones de euros naciendo, pues, con déficit de partida. Si a ello se suma que ese descubierto creciente "lleva años de acumulación", a juicio del PP, Canal Sur podría acabar igual que la Radio Televisión Valenciana.

Por si fuera poco, el ente público andaluz tiene una plantilla similar al valenciano a su cierre, nada menos que 1.567 empleados a final de 2012.

Aviso a navegantes de Susana Díaz

Hasta tal punto la situación es delicada que la propia Susana Díaz exigirá al canal regional, al igual que ha hecho con otros entes públicos, un "ajuste necesario".

ABC informa de que aunque la presidenta no dio detalles sobre este "ajuste", señaló que estará en línea con "el que está aplicando el Gobierno de la Junta", y que tendrá que estar reflejado tanto en la programación como en la gestión de cara al año 2014. Durante los dos últimos años la RTVA ya ha recortado de forma notable algunas partidas presupuestarias, lo que le ha llevado a no renovar contratos temporales y a prescindir de algunos de sus programas más emblemáticos.

Díaz no aclaró si los "ajustes necesarios" afectarán a la política laboral. Una de las medidas que adopte el gobierno andaluz afectará previsiblemente al sueldo de los altos cargos de la RTVA, que siguen siendo superior a los del presidente de la Junta gracias a una disposición transitoria

Pero, por ahora, el consejero de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, admitió que el subdirector general de la RTVA, Joaquín Durán, y otros 15 directivos del entre volverán a cobrar en 2014 más que la propia Díaz, a pesar de que la Ley de Presupuestos de Andalucía establece que ningún alto cargo de una empresa pública puede ganar más que el sueldo de 55.860 euros fijado para un viceconsejero.

A continuación