El gerente del PP de Castilla La Mancha dice que firmó el recibí "obligado" por Bárcenas

El dirigente ha dado esta explicación durante su declaración ante el juez Pablo Ruz.

ÁNGELA MARTIALAY

Firmó el cobro pero no lo percibió. Así se podría resumir la comparecenca del gerente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, José Ángel Cañas, ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz. Pese a haber suscrito ese polémico recibí el hombre de finanzas del PP castellano-manchego su presencia en alguna reunión con empresarios para acordar el cobro de ningún tipo de comisión para el Ayuntamiento de Toledo.

Cañas, que ha declarado durante una hora en la Audiencia Nacional y no ha querido hacer declaraciones a los periodistas, ha reconocido que firmó el recibí de 200.000 euros vinculado a la adjudicación de una contrata de limpieza con la empresa Sufi –filial de Sacyr- pero ha subrayado que lo hizo "al dictado" y "obligado" por el extesorero del PP, Luis Bárcenas. Nunca vio el dinero ni percibió ninguna cuantía en metálico.

Según han informado fuentes jurídicas, el gerente firmó un primer recibí por valor de 100.000 euros –que fue destruido por Bárcenas- una vez que firmó el segundo recibí por valor conjunto de 200.000, euros.

Cañas ha asegurado que no informó a sus jefes de partido de este hecho hasta que se conoció recientemente por los medios de comunicación en el curso de la investigación de los ‘papeles de Bárcenas’. El gerente ha explicdo que si hizo caso al exsenador es porque era el extesorero nacional del partido y él su homólogo en Castilla La Mancha. Al ser su jefe y decirle Bárcenas que necesitaba ese documento "para aportarlo ante las altas instancias" lo firmó.

Daño a la marca España

En su declaración Cañas también ha afirmado que no conoce ni al expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, y al entonces vicepresidente y actual responsable de la compañía, Manuel Manrique.

Por su parte, el instructor del caso Bárcenas también ha interrogado este miércoles al expresidente de Sacyr, Luis del Rivero, quien ha negado por segunda vez en sede judicial cualquier donación irregular al Partido Popular.

El empresario ha reconocido múltiples reuniones con dirigentes populares del máximo nivel como el presidente del Gobierno Mariano Rajoy o la secretaria general del PP María Dolores de Cospedal –más de las once recogidas en la agenda de Bárcenas- por ser un constructor importante en nuestro país. Del Rivero tan sólo ha reconocido haber entregado donaciones a la fundación FAES, que preside José María Aznar. En referencia a la concesión a Sufi del contrato de basuras, el empresario ha concretado que, a pesar de que la cuantía de la adjudicación no era muy alta, Sacyr estaba interesada en entrar en Toledo ya que acaba de adquirir la filial

Asimismo, Del Rivero –enemigo acérrimo de Manrique- ha manifestado que "no le consta" que el actual presidente de Sacyr, entonces vicepresidente, entregara un donativo de 200.000 euros al PP de Castilla-La Mancha para la campaña de las elecciones de 2007, aunque el exconstructor ha afirmado que ambos disponían de dinero en efectivo.

Por último, Manuel Manrique ha lamentado el daño que el caso Bárcenas está haciendo a "Sacyr y a la marca España" y ha señalado encontrarse "indignado" con dicha situación. Además, Manrique ha negado reunirse con dirigentes políticos para tratar asuntos de contratos y disponer de dinero en efectivo.

A continuación