Patxi López lidera a los críticos con Rubalcaba que piden "un paso al frente"

El melón de las primarias es ya un clamor. García-Page no descarta presentarse; Tomás Gómez pide una fecha y Belloch ve "frustante" el retraso.

KETTY GARAT

El melón se ha abierto. Se ha producido en contra de los mandatos de Alfredo Pérez Rubalcaba, de lo acordado en el último Comité Federal y antes de la Conferencia Política tras la que supuestamente se pondría punto y final al pacto de silencio acordado con los barones.

Lo más sorprendente es que el pistoletazo de salida no lo haya dado uno de los ya tradicionales críticos oficiales del PSOE sino el alumno más aventajado de Rubalcaba y el que hoy está más distanciado del líder del PSOE: Patxi López.

"Yo nunca me suelo poner de perfil cuando hay cuestiones de este tipo... pero si creo y tengo apoyo que me dice que soy necesario, no me pondré de perfil. Pero de momento, estoy muy bien donde estoy".

El miedo a llegar el último ha sentido de inmediato Emiliano García-Page, el barón manchego que se ha movido en la indefinición más calculada desde hace año y medio. En los pasillos del Senado pasaba de moverse entre dos aguas a lanzarse a la piscina, con o sin agua: "Yo no estaré nunca tampoco de perfil. Pero... si ustedes de aquí van a titular que yo voy a ser candidato a algo... tengan por seguro que a algunas primarias seguro que me voy a presentar. Todavía no tengo decidido a cuáles...".

Movimientos que se suceden a tres días de la gran cita política del PSOE. La Conferencia Política con la que los socialistas pretenden "volver a conectar con los españoles" dejando fuera de la agenda los dos asuntos que más despiertan el interés ciudadano y que más dividen a los socialistas a nivel interno: la fecha de las primarias y el modelo territorial.

Algo que ha considerado "frustrante" el alcalde de Zaragoza", Juan Alberto Belloch porque "no puedes plantear una gran convención de un partido en la que los temas nucleares no se planteen. Espero que no sea así y que la conferencia sea un éxito y que haya más personas como Patxi López que se atrevan a decir 'estoy dispuesto a dar un paso al frente".

En esta línea, y tras varios meses de silencio, Tomás Gómez, reapareció este martes en la trinchera política contra la dirección de su partido para lanzar un misil muy directo hacia al calendario fijado por Rubalcaba: "Es necesario el proyecto y la fecha para que sepan los españoles quién va a encarnar el proyecto político".

Todo a tres días de que se inicie un cónclave agitado en el que dos mujeres cautivarán -quién sabe si a partes iguales- la atención de los medios de comunicación: Carmen Chacón, de vuelta temporal de Miami, y Susana Díaz, que ocupará "un papel central" y discurso inaugural de una Conferencia de la que ha rechazado ser su presidenta para no limitarse "a dar la palabra a los compañeros" porque tiene "algunas cosas que decir".

A continuación