Un parado viaja a Europa a caballo en busca de trabajo

Jesús Jiménez, el Quijote de Ávila, emprendió un viaje a Alemania en busca de trabajo, consiguiendo finalmente trabajo en la ciudad de Reek.

LD/ Agencias

A lomos de su caballo "Campeón", el joven Jesús Jiménez Mirón, de 32 años, estaba dispuesto a cabalgar los más de dos mil kilómetros que separan su pueblo, Gemuño (Ávila), de la ciudad de Hannover, en Alemania, hasta donde quería llegar para encontrar trabajo, pero su destino final serán los Países Bajos.

Jesús inició su aventura el pasado 5 de octubre y llevaba ya recorridos trescientos kilómetros con la esperanza de encontrar trabajo antes de tener que empezar a cruzar fronteras. En el periplo de este Quijote de Ávila, como algunos le han apodado, Jesús Jiménez no ha estado solo pues ha contado con el apoyo de sus vecinos y amigos, entre ellos Julián Burguillo, propietario de una carnicería que cada pocos días le suministraba alimentos.



Según ha detallado este empresario a Efe, Burguillo fue quien tuvo la idea, "un poco en broma, un poco en serio", cuando le veía en su establecimiento casi todos los días, "deprimido, porque no encontraba trabajo".

"Tendrías que llamar la atención de alguna forma para encontrar trabajo, como irte a Alemania en burro", le dije un día, aunque Jesús se lo tomó en serio y, al poco, se presentó en la tienda y le dijo que necesitaba "unos calcetines, unas botas y unas alforjas para llevar las cosas".

El propio Julián le dio lo que necesitaba, incluida comida para los primeros días y desde entonces no ha parado de hablar con él a diario y de visitarle y animarle.

Junto con otro carnicero de Ávila, Rodrigo González, le han abierto un perfil en la red social facebook -"A caballo desde España a Alemania"-, que ha sumado en pocos días más de 1.300 apoyos.

El Quijote de Ávila se apea en los Países Bajos

Finalmente, el destino de Jesús no estará en Alemania, pero tampoco en España, sino en Holanda, donde la empresa Equitrainer, especializada en instalaciones hípicas, les ha comunicado que tiene un puesto de trabajo para este joven, como mozo, una tarea en la que él ya tiene experiencia.

Se da la circunstancia de que la secretaria del director de esta empresa es española, que al enterarse de la existencia de este Quijote, se lo comentó al director, consiguiendo así el trabajo. Jesús, que cuando se enteró de la noticia estaba a la altura de Burgos, tendrá que desplazarse hasta Reek, a unos 1.800 kilómetros de Gemuño.

Allí, le espera un contrato y alojamiento que le facilitan y también le han dado la posibilidad de incorporarse "inmediatamente" o, si lo prefiere, "a primeros de año", tras la Navidad.

A continuación