Los forenses reconocen que Bolinaga podría ser tratado del cáncer en prisión

No obstante, los médicos lo desaconsejan por razones psíquicas aunque reconocen que la prisión de Zaballa (Álava) está perfectamente equipada.

ÁNGELA MARTIALAY

El informe de los forenses presentado la semana al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional sobre el estado de salud del etarra Josu Uribetxebarria Bolinaga no deja margen de duda: el cáncer con metástasis que padece el terrorista sigue su curso natural y "un desenlace fatal para el paciente podría acontecer en cualquier momento independientemente del lugar en que se hallare". Es decir, que el expreso podría morir tanto encontrándose en su casa como en un centro penitenciario.

Bolinaga, secuestrador del funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara y autor de dos asesinatos, fue puesto en libertad por la Audiencia Nacional en el verano de 2012 porque se encontraba en "estado terminal". La Fiscalía de la Audiencia y la médico forense Carmen Baena siempre defendieron que el miembro de ETA no se encontraba en la recta final de su vida y que, por lo tanto, no debía ser excarcelado.

El último informe médico, al que ha tenido acceso Libertad Digital, refleja que la cárcel de Zaballa (Álava) donde estaba interno Uribetxebarria Biolinaga cuenta con los medios suficientes para que el terrorista fuera tratado de su enfermedad entre rejas. Sus instalaciones son equiparables a la de "un centro de salud".

La prisión está formada por un módulo sanitario distribuido en dos plantas: la planta baja con función de asistencias (sala de extracciones, de rayos y ecografías, de reanimación, etc) y la alta para un régimen de hospitalización. En la cárcel de Zaballa trabajan a diario ocho médicos, ocho ATS, cuatro auxiliares de enfermería además de un psiquiatra y un odontólogo. Los médicos aseguran que tienen margen de maniobra para actuar si se produce una urgencia.

"El módulo sanitario del centro penitenciario cuenta tanto con los medios materiales como personales suficientes para atender consultas médicas como las situaciones de urgencia que presentarse en el centro", subrayan los forenses. Los médicos también explican que por razones psíquicas una prisión no es el lugar "más favorable" para que Bolinaga reciba tratamiento.

En el documento, los forenses Vidal Santos y Leonor Ladrón de Guevara explican que las metástasis que padece Uribetxebarria Bolonaga han empeorado en las últimas semanas y que, por esta razón, el etarra va a tomar a partir de ahora un fuerte medicamento inmunosupresor una vez al día. El fármaco se toma vía oral.

La Fiscalía que dirige Javier Zaragoza se pronunciará este viernes sobre dicho informe.

A continuación