No habrá excarcelaciones masivas aunque se tumbe la doctrina Parot

La AN y el TC analizarán cada recurso de forma individual. Los jueces esperan que la resolución deje margen de maniobra a los tribunales españoles.

ÁNGELA MARTIALAY

El inminente fallo del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre la doctrina Parot mantiene en vilo en estos momentos al Gobierno, a las víctimas del terrorismo y también a los jueces encargados de enjuiciar este tipo de crímenes.

Si finalmente el Tribunal de Estrasburgo tumba sin vuelta atrás la doctrina Parot por no ajustarse al Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades, también conocido como el Convenio de Roma, las peticiones de libertad de los etarras más sanguinarios serán estudiadas una a una.

Fuentes jurídicas consultadas Libertad Digital, aseguran que tanto la Audiencia Nacional como el Tribunal Constitucional serán cautos a la hora de seguir las directrices del TEDH y que sus magistrados estudiarán en profundidad y con detenimiento el fallo europeo. En ningún caso habrá excarcelaciones masivas ya que se analizará cada recurso de forma individual.

La posible puesta en libertad de los delincuentes más crueles de nuestro país- sanguinarios etarras, miembros del GRAPO, pederastas y violadores reincidentes- supone un quebradero de cabeza para aquellos togados que tendrían que aplicar una sentencia que se presume desfavorable para la doctrina aplicada por primera vez por el Tribunal Supremo al miembro de ETA, Henry Parot, en el año 2006.

Algunos jueces se muestran esperanzados en que la resolución de la Gran Sala de Estrasburgo deje un margen de maniobra a los tribunales españoles para poder seguir aplicando la citada doctrina en caso de declararla alejada del Convenio de Roma. O en el peor de los casos para que no suponga la puesta en libertad a corto plazo de los más de 120 presos afectados por la Parot en nuestro país.

Aunque el fallo de Estrasburgo se desconoce todo apunta a que el TEDH dará la razón a la etarra Inés del Río- condenada a 3.828 años de prisión por un total de 24 asesinatos- ya que las correcciones que la Gran Sala hace sobre los asuntos ya sentenciados por el tribunal son mínimas en la mayoría de los casos.

A continuación