Los profesores de Ibiza y Menorca, a favor de suspender la huelga educativa

La huelga educativa en Baleares está tocando a su fin. Sólo los profesores de Formentera han votado continuar con ella.

LD/ Agencias

Las asambleas de docentes celebradas esta mañana en Ibiza y Menorca han respaldado la suspensión temporal de la huelga indefinida contra la aplicación del trilinguismo (Tratamiento Integrado de Lenguas TIL) en la enseñanza balear, por lo que previsiblemente el paro cesará el próximo lunes.

Fuentes del movimiento asambleario han explicado que tanto en Menorca como en Ibiza los profesores se han adherido a la postura adoptada ayer por los docentes de Mallorca, pero los de Formentera han apostado por mantener la huelga aunque acatarán la decisión mayoritaria.

Después de tres semanas de huelga y siete reuniones fracasadas de negociación con la Consejería de Educación, la Asamblea de Docentes de Mallorca acordó volver temporalmente a dar clase y seguir buscando un acuerdo con el gobierno sobre la implantación del trilingüismo.

En la línea de sus compañeros de Mallorca, los profesores de Menorca e Ibiza han acordado que la suspensión del paro no implica el abandono de las movilizaciones para lograr una introducción de las clases en inglés acorde con criterios pedagógicos y mejoras educativas y laborales.

Los portavoces de la Asamblea de Docentes ofrecerán mañana una rueda de prensa en Palma para informar sobre el día en que los huelguistas retoman las clases y avanzar sus próximas actuaciones.

Además, el comité de huelga volverá a reunirse el próximo lunes con los responsables de la Conselleria de Educación, que se comprometió a mantener abierto el diálogo hasta alcanzar un acuerdo si se suspendía el paro.

El hartazgo de los padres, clave

Pero no sólo los profesores han sido determinantes en este "cese temporal" de la huelga educativa. Como explicaba este viernes Libertad Digital, el hartazgo de los padres ha sido clave a la hora de acabar con esta situación.

Muchos padres decidieron solicitar el cambio de la escuela pública a la concertada; y muchos interpusieron denuncias ante la Consejería de Educación. Incluso se vivieron escenas de tensión en varios centros entre padres y profesores que se negaban a dar clase, pero acudían a los centros para no perder el sueldo secundando la huelga.

A continuación