Los sindicatos quieren ahora un referéndum en cada colegio balear sobre el TIL

Las consultas podrían ser votadas únicamente por los profesores y en ellas no se preguntaría por la propuesta de la consejería.

O. Moya

La reunión entre el Gobierno de Bauzá y la Asamblea de Docentes ha concluido nuevamente sin acuerdo. Es la séptima vez que ambas partes se sentaban a negociar para tratar de solucionar el conflicto, que mantiene paralizada la escuela pública en Baleares desde hace ya casi cuatro semanas.

La reunión, convocada por el departamento que dirige Joana María Camps, se inició pasadas las 11 de la mañana. Antes de que el encuentro finalizase, trascendió la nueva exigencia de los sindicatos de profesores. Si este jueves pedían que el decreto sobre el Tratamiento Integral de Lenguas (TIL) fuera de aplicación voluntaria por los centros, ahora proponen que cada centro escolar realice un referéndum para decidir si se aplica o no el trilingüismo en las aulas. Pero esa consulta sólo podría ser votada por los profesores, sin contar con padres y alumnos.

En ella, los sindicatos preguntarían sobre tres cuestiones: la retirada total del TIL; que éste fuera de aplicación voluntaria en todas las etapas educativas y, por último, que el trilingüismo se pusiera en práctica sólo en Educación Infantil. Nada de la propuesta gubernamental, que plantea la posibilidad de que durante este curso fuera optativo introducir el trilingüismo en las aulas de Primero de la Eso.

Por su parte, la consejería, que analizó esta propuesta, planteó a los sindicatos que por el "bien de los alumnos" desconvoquen los paros de manera inmediata mientras continúan las conversaciones. Los sindicatos debatirán sobre el fin de la huelga en una asamblea que se celebrará este viernes por la tarde en lalocalidad de Porres.

El secretario autonómico de Educación, Guillem Estarellas, pidió responsabilidad a los convocantes del paro indefinido y les instó a que lo desconvoquen para poder seguir negociando después. Y es que desde el departamento que dirige Joana María Camps insisten en reseñar que aplicar el decreto supone únicamente "dos horas más de inglés a la semana. Con que la asignatura de inglés (propiamente dicha) y Plástica, por ejemplo, ya estarían cubiertas las horas que hay dar".

A continuación