Mas ignora las advertencias de la UE: Almunia "no es más que 1 de 28"

Dice en Bruselas que Almunia "no es más que 1 de 28", y no es neutro porque "representa a España".

Macarena Lora | Bruselas

El presidente de la Generalidad, Artur Mas, de visita este lunes en Bruselas, ha hecho oído sordos a las voces oficiales que, desde las más altas instancias, le insisten que una Cataluña desmembrada de España no tendría sitio en la Unión Europea. Convencido de que "Europa no expulsará a seis millones y medios de ciudadanos", Mas ha restado importancia a las declaraciones oficiales de los últimos días. En concreto, ha menospreciado la opinión de Almunia por "contradecirse a sí mismo hace un año" y por considerarlo "un comisario de 28" que, además, "representa al Estado español y, por tanto, no es neutro". "Si no recuerdo mal –ha incidido- ha sido candidato del PSOE a presidir el Gobierno español".

Además, el presidente catalán ha aprovechado para responder desde la capital comunitaria a la petición del presidente Rajoy. A la demanda de grandeza por parte del presidente del Gobierno español, Mas ha replicado que "el mayor gesto de grandeza es escuchar a la gente y dejarla votar". El presidente de la Generalidad sigue llamando al diálogo, por una parte, pero asegurando al tiempo que "la relación de España con Cataluña ha llegado a un punto que no se va a poder resolver si no es con una consulta".

El orgullo de preocupar a la UE

Pese a la doctrina oficial, el presidente Mas sigue defendiendo que Europa buscará soluciones. "Hasta ahora, en Europa siempre se han encontrado soluciones para todo", ha justificado. Comparando el reto de Cataluña con problemas como los de Grecia o Italia, Artur Mas, que demanda "ser tratado como los escoceses", ha asegurado que la UE "haría bien en estudiar con interés este caso".

Consciente, y visiblemente orgulloso, de que el independentismo catalán causa "preocupación" en Bruselas -"ya sabemos que no les hace una ilusión tremenda", ha bromeado-, Mas ha asegurado que Europa debe comprender que el movimiento independentista es "de la gente y no de los políticos". Aun así, ha dicho leer preocupación en las últimas declaraciones.

Preguntado hasta tres veces si defendería la independencia si ella implicara la expulsión de la UE, Artur Mas se ha negado a responder, eludiendo la pregunta por ser "un caso que no se ha producido".

La foto escurridiza

Sobre la negativa del presidente Barroso a reunirse con él este lunes, Artur Mas ha negado que Bruselas esté evitando la foto con él, y ha alardeado de haberse visto con veinte de 28 comisarios y a los mismos presidentes en otras ocasiones. Los mismos comisarios cuya opinión luego desacredita ante la prensa por no admitir la Cataluña imaginaria que él publicita: es decir, una Cataluña independiente dentro de la Unión Europea.

A continuación