Zoido, probable candidato del PP a las próximas elecciones andaluzas

Tras la Junta Directiva del PP andaluz, Zoido refuerza su liderazgo. El popular asegura que Griñán tiene a los ERE en los talones.

Pedro de Tena

Cada día que pasa es más seguro que el PP andaluz nominará a Juan Ignacio Zoido como candidato a las próximas elecciones regionales que el PSOE ha tratado de evitar a toda costa con la nominación autoritaria y sin precedentes de Susana Díaz como sucesora de José Antonio Griñán sin pasar por las urnas, ni las internas ni las andaluzas, y con el apoyo de una Izquierda Unida que se convierte en cómplice del nuevo esperpento político andaluz.

Y precisamente ha sido Juan Ignacio Zoido quien ha señalado a Griñán como responsable de todo lo que ocurre. Zoido dijo ayer que "tras la espantada" del presidente de la Junta de Andalucía en funciones, José Antonio Griñán, que tiene los ERE en los talones, "la farsa y el fraude continúa" con la próxima investidura de Susana Díaz y la próxima constitución de un gobierno bipartito.

Zoido, en la Junta Directiva del PP andaluz celebrada ayer en Córdoba, dudó que este fuera el último cambio de presidente que se produce en Andalucía con el mismo método antidemocrático de eludir las urnas. Y añadió que aunque Susana Díaz "va a entrar a dedo", en Andalucía, por culpa de Griñán, "el problema se llama PSOE, que lo apuntala y lo mantiene IU".

Para el presidente del PP andaluz, "el largo ciclo del socialismo andaluz ha entrado en decadencia y su fin está muy cerca", y es que tras perder "las últimas tres convocatorias de elecciones" en la comunidad se demuestra, a su juicio, que "el los miembros del PSOE están acorralados por la justicia" y con "un desorden", después de que en "cuatro años ha habido cuatro cambios de gobierno".

En ABC se señala que Zoido se refirió a otra espantá, "la huida de Chaves", que entendió muy bien el pueblo andaluz" al dar la victoria al PP, motivo por el que se muestra "convencido de esta segunda huida va a provocar la misma reacción, pero corregida y aumentada", con tal de que el PP "gane las próximas elecciones con la mayoría suficiente para poder gobernar" en la región, ha manifestado.

Zoido recordó que Susana Díaz, la ungida de Griñán, no ha ganado la Presidencia de la Junta en las elecciones, porque las elecciones las ganó el PP en 2012 aunque no pudiese gobernar por el pacto PSOE-IU.

Los ERE le pisan los talones a Griñán

Para Zoido, la Justicia ha demostrado ya a estas alturas con sus nuevas investigaciones y decisiones que la Comisión Parlamentaria de Investigación de los ERE sólo fue un apaño entre PSOE e IU para eludir las principales responsabilidades en el caso. Ahora hace un año que terminaba aquella parodia política que supuso la pérdida pro fraude de la credibilidad política del Parlamento porque allí ya se señalaba a Griñán como responsable de la farsa y de los ERE.

"Un año después, Griñán ha salido huyendo o ha dado la espantada, pero no por temas personales, sino porque la justicia le está pisando los talones" porque se ha ido según él mismo "para no perjudicar la imagen de la Junta", ignorando que "con su actitud ya ha perjudicado la imagen de Andalucía y no ha sido capaz de recuperar ni un solo euro de los cientos de millones de euros que se han perdido en Andalucía".

Los andaluces viven "condicionados", siguió Zoido, por el modelo de la Junta "viciado por el enchufismo, la corrupción y la pasividad ante los problemas", a lo que se une "la falta de actividad del gobierno andaluz en el último año", en el que no ha tomado "ni una sola reforma ni medida que contribuya a mejorar la vida de los andaluces".

La única solución para Zoido "es que se vaya el PSOE", porque "la agonía y la decadencia le están pasando mucha factura a los andaluces".

El papel del PP en la crisis andaluza

El PP "juega un papel clave" como única "esperanza" del cambio para los andaluces y porque el PP andaluz "no tiene ataduras ni está condicionada por lo que ocurre en ningún juzgado".
Lo dijo de este modo: "El PP no está pendiente de que un juzgado tenga una investigación abierta con más de un centenar de imputados, con 33 altos cargos de la Junta, y un presidente acorralado con la mayor trama de corrupción en la historia de España". Al contrario, el PP está "libre" y "va a mantener la agenda", puesto que "en la hoja de ruta solo cabe el trabajo, la dedicación, el esfuerzo y la planificación para los andaluces".
A continuación