Una mujer recibe cuatro cornadas en el segundo encierro de Cuéllar

La joven está ingresada el Hospital Clínico de Valladolid en estado grave. El buen trabajo de los caballistas evitó males mayores.

LD/ Agencias

Una mujer de 28 años con iniciales N.G.V. y vecina de la localidad segoviana de Aguilafuente ha resultado herida grave por asta de toro en el segundo de los encierros de Cuéllar (Segovia), protagonizado este lunes por seis reses de la ganadería de Luis Terrón Díaz (Badajoz).

La mujer, que ha sido trasladada al Hospital Clínico de Valladolid con pronóstico grave, ha sufrido cuatro cornadas, según ha confirmado a Europa Press el médico titular de la plaza de toros de Cuéllar, Pablo Vázquez. La más grave la ha recibido en el tórax, donde también ha sufrido otra más leve. Además, ha sido corneada en la ingle y cerca de la clavícula.

En estos momentos está siendo asistida en Valladolid, si bien Vázquez ha descartado repercusión grave para la joven, que ha sido alcanzada por uno de los astados a la salida de los corrales.

Tras quedar abiertas las puertas hacia las 8.00 horas, el toro se ha disgregado de la manada y ha encabezado el recorrido por el campo, sembrando el pánico entre quienes habían acudido a contemplar la suelta de las reses y se ocultaban al paso del bravo entre la maleza y los vehículos.

Zona prohibida

La ordenanza de encierros de Cuéllar prohíbe a personas y vehículos particulares permanecer en este punto por su peligrosidad, si bien tanto ayer como hoy han sido muchos los que se han agolpado en él para ver la salida. El año pasado un novillo que se descolgó del grupo en los corrales del río Cega propinó cinco cornadas a un septuagenario y otras dos a una mujer de 50 años.

La conducción por el campo de este lunes ha sido "complicada", según han informado fuentes de la Asociación Encierros de Cuéllar, si bien ha sido salvado por el buen trabajo de los caballistas que dirige Pedro Caminero, que ha permitido asimismo una bajada lenta por el denominado 'Embudo' y un posterior buen comportamiento del ganado en el tramo urbano.

En esta última fase, que desemboca en la plaza de toros, el grupo de mansos y bravos ha permanecido unido al comienzo, favoreciendo buenas carreras a los mozos. Finalmente, un toro rezagado ha retrasado la conclusión del segundo de los encierros más antiguos de España, declarados de Interés Turístico Nacional.

En esta edición 400 caballistas se han inscrito para participar en ellos. Se extenderán hasta el 29 de agosto y serán protagonizados en día posteriores por reses de Los Bayones (martes) Carmen Segovia (miércoles) y El Madroñal (jueves). Su celebración se enmarca en las fiestas en honor a la Virgen del Rosario, patrona de Cuéllar.

A continuación