Griñán dice que se va para que "ningún escándalo salpique a la Junta"

El todavía presidente de Andalucía reconoce por fin el peso que en su decisión ha tenido el escándalo de los ERE, que podría suponerle la imputación.

ld/agencias

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, que el martes formalizará su cese en la reunión del Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía, asegura que renuncia para que "ningún escándalo salpique a la Junta y a Andalucía" y reconoce el desgaste sufrido por el escándalo de los ERE, que viene salpicando precisamente a su Gobierno desde hace años.

En la entrevista, publicada en los diarios andaluces Sur e Ideal, Griñán admite que "indudablemente el asunto de los ERE ha influido" en su salida del Gobierno. Pero vuelve a proclamar la inocencia de su Gobierno y se queja de "cosas terribles" que ha tenido que leer y que, dice, "no coinciden con quien soy".

Añade que nunca hará daño a Andalucía, a la Junta ni al partido: "Es injusto y todo el que me conoce lo sabe; no tengo por qué aguantar por defender a Pepe Griñán, lo que quiero es defender a Andalucía y quien mejor puede hacerlo es quien me va a sustituir", apunta en alusión a Susana Díaz, su sucesora y candidata única tras la farsa de las primarias en el PSOE-A.

Sobre la formación del nuevo ejecutivo, Griñán ha asegurado que no le va a dar ningún consejo a Díaz, salvo que se lo pida, y ha considerado que no debe incluir a nadie implicado en el caso de los ERE, aunque "hay quien no lo está y pese a ello se ve sometido al debate público de manera injusta". Sobre él pende la posibilidad de la imputación por su actuación como consejero de Economía después de que su antecesora, Magdalena Álvarez, fuera imputada por la juez instructora, Mercedes Alaya.

"Lealtad a prueba de bomba"

Griñán no se muestra partidario de convocar elecciones anticipadas en Andalucía, ya que él no lo ha hecho, aunque ha reconocido que él ya "no es el protagonista de esa estrategia".

En cuanto al acuerdo de gobierno con IU, Griñán lo ha calificado de "una lealtad a prueba de bomba" y ha añadido que el vicepresidente andaluz y ex coordinador general de esta formación de izquierdas, Diego Valderas, es "una persona honesta que quiere lo mejor para Andalucía".

A continuación