Las tasas universitarias subirán en Madrid un 20% de media el próximo curso

La Comunidad congela las tasas de los másters y fija un aumento de 4,9 euros por crédito en los grados.

O. M. / Agencias

La Comunidad de Madrid ha aprobado una subida de tasas universitarias media para el próximo curso de un 20% (aumento de 4,9 euros por crédito) – medida que afectará a unos 188.000 alumnos, exceptuando a los becados – y una congelación de los precios de los másters, escuelas infantiles y escuelas oficiales de idiomas.

Además, con este decreto, el Gobierno autonómico ha reducido los niveles de experimentalidad de cinco a tres, en consonancia con lo que ocurre en otras comunidades autónomas como la catalana.

  • Así, en el nivel de experimentalidad 1 se encuentran las Enseñanzas Sanitarias (como Biología, Bioquímica o Ciencias Ambientales), en las que la Comunidad fija un precio de hasta 33 euros el crédito;
  • en el nivel de experimentalidad 2, las Enseñanzas Técnicas (Ingenierías o Arquitectura), hasta 31 euros el crédito;
  • y en el nivel de experimentalidad 3 se encuentran las Ciencias Sociales y Humanidades, con hasta 27 euros el crédito.

En cuanto a las segundas, terceras y a partir de las cuartas matrículas sus precios máximos será de 60,64 euros, 113,70 euros, y 151,60 euros como máximo por crédito, respectivamente. Figar ha insistido en que la Comunidad sigue cubriendo el próximo curso más de 80% del coste total de la plaza.

Precios y tasas

En el resto de precios y tasas que fija la Comunidad, la situación queda como sigue:

  • Escuelas infantiles: se congelan las tasas. El precio por niño es de 440 euros/mes. El precio máximo que se cobra a los padres es de 260 euros/mes (más 96 euros de comedor) para rentas superiores a 25.725 euros.
  • Escuela de idiomas: coste de 550 euros/año; tasa de 250 euros/año. Se congelan las tasas.
  • Conservatorios de música y danza: coste de 10.700 euros/año; tasa de 550 euros/año. Se congelan las tasas.
  • Enseñanzas artísticas superiores: coste de hasta 12.960 euros/año; tasa de 151 euros/crédito. Se congelan las tasas.
  • FP de grado medio: coste de 3.270 euros/año. Gratis para los alumnos.
  • FP de grado superior: coste de 3.270 euros/año. Tasas de 400 euros/años. subida de tasas de 220 euros.
  • Másteres universitarios: precio medio 1ª matrícula de 43,7 euros. Se congela la tasa.

Universidades

No obstante, la consejera de Educación, Lucía Figar, ha explicado este jueves que el Gobierno regional autorizará a las seis universidades públicas madrileñas a la aplicación de los calendarios y mecanismos propios para flexibilizar el pago de la matrícula de los estudiantes y que así puedan afrontar de mejor manera la subida de tasas. Una subida cuya decisión final recaerá en los rectores: una vez que la Comunidad establezca los topes de los precios, serán las universidades públicas, a través de sus órganos rectores, las encargadas de establecer los precios concretos.

La consejera madrileña ha explicado también que gracias a la autorización de las universidades para poder establecer sus calendarios, los alumnos podrán elegir la forma de pago – único o fraccionado – en función de sus necesidades académicas, a diferencia de hasta ahora, cuando era "obligatorio" y con "carácter general" pagar parte de la matrícula (50%) en septiembre, otro 25% en diciembre y el 25% en enero.

Figar estima que "algunas" universidades van a aceptar el tipo de pago mensual, lo que facilitará a las familias el afrontar este aumento de tasas que se traduce en una media de unos 30 euros más al mes. De hecho, ha explicado que, por ejemplo, la Universidad de Alcalá va a aplicar su propio calendario y se podrá pagar en plazos mensuales.

La consejera madrileña ha reconocido que para el Gobierno es una "preocupación" el hecho de pensar que ante esta subida de tasas haya familias que tengan problemas para afrontar el pago de la carrera, y ha reconocido que es un "esfuerzo" pero ha confiado en que el número de becarios para el próximo año se mantenga (este curso han estado becados unos 63.000 alumnos, entre las ayudas del Ministerio, las becas de Excelencia de la Comunidad y los que reciben por discapacidad, mérito o familia numerosa).

Por eso, ha explicado que antes de tomar esta decisión han tenido en cuenta distintos factores como el hecho de que finalmente el ministro de Educación, José Ignacio Wert, haya decidido mantener los umbrales de renta y la exigencia académica a la hora de acceder a una beca. Con este escenario, la consejera espera que el número de beneficiarios de las ayudas se mantenga en el mismo nivel aproximadamente que en el presente curso.

También ha explicado que han seguido de cerca el comportamiento de las universidades en Cataluña, donde el precio medio del crédito ya se situó el curso pasado en los 39 euros de media. Figar ha explicado que no sólo no ha bajado el número de alumnos matriculados en las universidades de esta comunidad sino que ha aumentado.

"Reforzar" los fondos extraordinarios

Por otro lado, Figar ha explicado que espera que las universidades públicas, que son las que finalmente establecen las tasas, "mantengan y refuercen" los fondos extraordinarios para "situaciones de emergencia" que habían configurado este curso y que "les ha hecho posible atender algún caso puntual" de alumnos que se han encontrado con un problema durante el año (padres en paro, por ejemplo).

Asimismo, la consejera ha reiterado que lo que hace la Comunidad es, mediante el decreto aprobado hoy, establecer los topes de los precios de los créditos pero que serán las universidades públicas madrileñas, a través de sus órganos rectores, las encargadas de establecer los precios concretos en cada uno de sus estudios en función de los topes fijados en los diferentes niveles de experimentalidad existentes.

En este punto, ha respondido a las críticas de los rectores recordándoles que ellos tienen su "autonomía" para fijar los precios que quieren poner y que ya han hecho uso de la misma este curso, cuando ha habido dos universidades que han fijado sus precios por debajo del tope establecido. Además, ha recordado que aplican esta autonomía en algunos casos cobrando tasas diferentes a alumnos extranjeros o en los másteres propios que ofrecen.

Los rectores manifestaron ayer, miércoles, su oposición frontal a esta medida. Así lo comunicó el presidente de la Conferencia de Rectores de las Universidades Públicas de la Comunidad de Madrid (CRUMA) y rector de la Universidad de Alcalá, Fernando Galván. En otras regiones se han congelado los precios públicos o se ha aplicado una ligera subida del 2% (en consonancia con el IPC), adujo.

Por otro lado, Galván señaló que este año se calculaba que entre 7.000 y 8.000 alumnos habían tenido dificultades para pagar las matrículas y que posiblemente esa cifra se "incremente" si finalmente se aumentan los precios públicos de las titulaciones. De cualquier manera, avanzó que se convocarán por parte de los rectores los consejos de gobierno de las universidades para analizar la situación generada por la subida.

Objetivos de déficit

La consejera de Educación les transmitió ayer a los rectores, en ese encuentro que mantuvieron donde les anunció la medida que tomaría su Gobierno este jueves, que esta subida se debía fundamentalmente a la necesidad de cumplir los objetivos de déficit público. Y esa línea se manifestó durante la rueda de prensa. Y es que, Fígar recordó que la Comunidad de Madrid cuenta con mil millones de euros menos del sistema de financiación autonómica.

"Esto nos lleva a hacer esfuerzos de ajuste más significativos que los que pueden estar haciendo otras comunidades", dijo. Además, indicó que tienen la "certeza" de que se van a fijar objetivos de déficit diferenciados y que eso afectará igualmente al Gobierno madrileño.

Pagar las "deudas" de la Politécnica y la UCM

Asimismo, Lucía Figar ha insistido en que no quiere "negar" que es "un esfuerzo pagar 30 euros de media al mes más" pero, a su juicio, "hay que ver conjuntamente los precios máximos que se han fijado con otros esfuerzos" como el mantener la partida de las becas de excelencia o el meter las "deudas" de dos universidades públicas (Politécnica y Complutense) en el plan de pago a proveedores.

En este punto, Figar ha señalado que al destinar 78 millones de euros y meter las "facturas" de estas universidades en el plan de proveedores es la Comunidad quien asume la deuda de ambas universidades generadas, eso sí, ha añadido, "no por los rectores actuales sino por una mala gestión en el pasado".

"Hay que ver globalmente todos los esfuerzos que estamos haciendo para apoyar la universidad pública, la excelencia y la investigación", ha dicho la consejera madrileña, quien ha resaltado, asimismo, que a diferencia de otras comunidades, Madrid está al corriente de pago con las universidades.

A continuación