Gritos a favor del etarra y forcejeos con la Ertzaintza en Urnieta

Durante el registro del domicilio de uno de los miembros de ETA detenidos.

ld/agencias

La Guardia Civil ha finalizado en torno a las 11:00 horas el registro en el domicilio del etarra detenido este martes en Urnieta (Guipúzcoa) Jon Lizarribar. Una treintena de simpatizantes proetarras han proferido gritos en favor del arrestado y han llegado a protagonizar enfrentamientos con efectivos de la Ertzaintza que prestaron labores de apoyo en el mantenimiento del orden.

El registro ha tenido lugar en el número 30 de la calle Máximo Yurramendi del citado municipio guipuzcoano pocos minutos después del arresto de Lazarribar. Durante cerca de ocho horas han estado los agentes del Instituto Armado inspeccionando el lugar en presencia del detenido. Al terminar, han sacado varias cajas con material que será analizado en dependencias policiales.

Los momentos de tensión se han vivido cuando los agentes se llevaban al arrestado. Los presentes han comenzado a proferir gritos de "Jon askatu (Jon libertad)". Tres furgones de antidisturbios de la policía autónoma vasca se habían personado en el lugar en apoyo de la Guardia Civil en labores de orden público.

Los ertzainas decidieron ampliar en torno a unos diez metros el perímetro de seguridad establecido en torno al domicilio del detenido lo que generó el malestar de los manifestantes llegándose a producir forcejeos que obligaron a los ertzainas a hacer uso de sus porras.

Paralelamente a este registro, la Guardia Civil ha hecho lo propio en el domicilio del segundo detenido Ruben Gelbentzu González, en este caso arrestado en Andoain, también en Guipúzcoa.

A continuación