La Fiscalía no se cree que Lasarte esté arrepentido y pide que siga en prisión

Pide al juez que reconsidere su decisión de volverle a dejar salir de la cárcel. Ahora podría hacerlo durante seis días.

LD/Agencias

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha recurrido el segundo permiso penitenciario concedido el pasado martes al terrorista de ETA Valentín Lasarte, ya que incumplió el primero concedido a principio de este mes, por acercarse a sus víctimas y no ha colaborado "en ningún momento" con la Justicia.

La Fiscalía ha pedido al juez central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional, José Luis Castro, que reconsidere su decisión de conceder a Lasarte un segundo permiso, esta vez de seis días, para salir de prisión, en contra del criterio de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Nanclares de Oca (Álava).

En el escrito, la Fiscalía afirma que la resolución de Castro "carece de la mínima motivación exigible y concede automáticamente un nuevo permiso", y destaca que "llama la atención el automatismo, la premura y la rapidez" con la que el juez ha dado la licencia a Lasarte.

A juicio del fiscal, el juez lo ha hecho sin tener en cuenta que la concesión de permisos de salida es facultativa y no obligatoria y sin incluir en su resolución "medidas de control y vigilancia que garanticen un adecuado desarrollo del permiso y preserven los derechos de las víctimas, y en particular los posibles contactos que se puedan producir con las mismas durante el disfrute del permiso".

Se acercó a las víctimas


De hecho, el fiscal Pedro Rubira considera que Lasarte violó la condición del primer permiso de tres días que le concedió la Sala de lo Penal de la Audiencia el 7 de mayo de que pasara esas jornadas en su casa y fuera del País Vasco "por razones de atención a las víctimas".

"El penado -considera ahora la Fiscalía- incumplió esta condición por cuanto pasó sus tres días de permiso en un lugar muy cercano a sus víctimas, concretamente en la localidad de Lodosa (Comunidad Foral de Navarra)".

El fiscal añade que la Fiscalía "tiene la obligación de asumir el sentir de los familiares de las víctimas que fueron asesinadas por el penado, quienes han manifestado su malestar en la concesión de este permiso en los diversos medios de comunicación, tanto audiovisual como escrita".

Además de la cercanía a las víctimas, el fiscal también se opone al permiso porque Lasarte "no ha cooperado en ningún momento con la administración de justicia, como tampoco en la averiguación de las acciones terroristas perpetradas por la organización terrorista ETA".

Cree el fiscal que, "más allá de su arrepentimiento genérico", Lasarte no ha prestado "colaboración activa y efectiva de forma individualizada con la justicia", tal y como ha quedado acreditado, dice, en los procesos penales en los que ha sido llamado como a declarar como testigo, requisito esencial para conceder un permiso penitenciario.

Para la concesión del primer permiso, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, en contra también de la opinión de Fiscalía, tuvo en consideración que era un arrepentido y que había cumplido más de la mitad de su condena efectiva de 30 años.

Lasarte está en prisión desde hace 17 años por su participación en siete asesinatos de ETA, entre ellos los del concejal del PP en San Sebastián Gregorio Ordóñez y del dirigente del PSE Fernando Múgica.

El etarra, integrante del grupo Donosti, se acogió a la llamada vía Nanclares, lo que le llevó a mostrar su arrepentimiento por los crímenes de ETA y a abonar pequeñas cantidades de dinero para afrontar las responsabilidades civiles derivadas de sus condenas, que suman más de 400 años. En enero de 2010 fue expulsado del colectivo de presos de la organización.

A continuación