Aznar advierte a Rajoy de que "el coste de la no reforma sería inasumible"

Sin menciones expresas a Mariano Rajoy, el ex presidente del Gobierno reclama "un rumbo político" en consonancia con "la mayoría social".

KETTY GARAT

Sin alzar la voz, sin palabras gruesas, ni juegos de artificio. Al ex presidente del Gobierno, José María Aznar, no le hizo falta siquiera mentar al actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para lanzar unos mensajes de los que era claro destinatario, apenas una semana después de criticar su "lánguida resignación".

"Yo no estoy contra nadie, estoy con los españoles. No más que nadie pero tanto como el que más. Como uno más de los que quieren hacer posible que España supere este desafío, con la plena conciencia de que es uno de los más acuciantes periodos de nuestra historia y con la confianza que siempre he tenido en los españoles".

En la presentación de una colección de Biografías Políticas editadas por la Fundación FAES, el presidente de honor del PP reclamó "principios, ideas y soluciones" para emprender las reformas que necesita España. Una "reforma del sistema de la Transición" que consideró el "mandato inequívoco" de los españoles a Rajoy en las últimas elecciones. "El coste de la no reforma sería inasumible", advirtió Aznar, para quien la novedad, respecto a otros momentos difíciles de la historia, es que "ahora hay una mayoría política y social renovada, por la que muchos hemos trabajado, que comparte la voluntad de recuperar un rumbo de éxito para España".

Aznar apeló a los 30 años de historia de la democracia española: "España es una de las grandes naciones de la historia nadie puede cambiar eso y nadie puede ignorarlo". Y añadió: "la cuestión es que queramos aprender de ella" y "formar parte de su historia más lúcida y reformadora". Pidió abiertamente "confiar en los españoles" y convocarles "a un proyecto nacional ancho y profundo, que valga la pena".

Fue una respuesta clara y contundente a la soledad con la que el Gobierno de Rajoy respondía a sus rejones dialécticos de la semana pasada. Ningún de los cuatro miembros del Ejecutivo y del patronato de la fundación FAES -Mariano Rajoy, Miguel Arias-Cañete, Ana Pastor y Ana Mato-, estuvo presente en el evento parlamentario. Del Gobierno, el secretario de estado de relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, y el de Comercio, Jaime García-Legaz; del Parlamento, su presidente, Jesús Posada; y del grupo parlamentario, Alfonso Alonso, José Antonio Bermúdez de Castro y Rafael Hernando.

A continuación