El Solitario se hace el muerto pero no engaña a la juez

El atracador dice que "está en huelga de sed" y se dejó caer al suelo como un muerto.

ld/agencias

La juez de lo penal número 17 de Madrid ha rechazado hoy suspender el juicio que se celebra contra Jaime Giménez Arbe, conocido como El Solitario, por un atraco en Alcobendas cometido en 2006, pese a simular estar en mal estado de salud.

Al inicio de la vista, los abogados del acusado, Andrés Abadie y Javier Álvarez, han pedido la suspensión de la vista alegando que el conocido atracador no se encontraba bien porque está en huelga de hambre y de sed para denunciar las condiciones en que se encuentra en la prisión portuguesa en la que cumple condena.

Al inicio de la vista, El Solitario se ha caído al suelo y cuando la juez le pidió que se pusiera "en pie", el acusado se ha tirado de nuevo al suelo, por lo que tuvo que ser sentado en una silla por dos guardias civiles que lo custodian. 

Tras aparentar que sufría un mareo, fue reconocido por un médico y, a continuación, la juez le ha reprendido por "simular" estar mareado, cuando se encuentra "en buen estado de salud". Aunque afirma estar en huelga de sed, El Solitario ha pedido dos veces agua. "Necesito agua para recuperarme y hablar", ha dicho.

El Juzgado de lo Penal número 17 de Madrid juzga hoy a Jaime Giménez Arbe, condenado a 47 años de cárcel por el asesinato de dos guardias civiles en Navarra, por un supuesto atraco a mano armada en un banco de la localidad madrileña de Alcobendas.

Giménez Arbe, el atracador más famoso de España, se enfrenta a 11 años de prisión por los delitos de robo con intimidación y uso de instrumento peligroso, tenencia ilícita de armas y falsedad documental.

A continuación