El ERE de Telemadrid afectará a 860 personas

El presupuesto será de 84,51 millones de euros y los ingresos de explotación se han fijado en 85,98 millones de euros.

LD/Agencias

El consejo de administración de Telemadrid aprobó el martes, tras un mes de negociación en el que empresa y trabajadores no han llegado a un acuerdo, un ERE que afecta a 860 personas.

En un comunicado de prensa que recoge Efe, el Ente Público informa de que el presupuesto será de 84,51 millones de euros y los ingresos de explotación se han fijado en 85,98 millones de euros, de los que 70,98 millones proceden del contrato-programa con la Comunidad de Madrid y 15 millones por ventas de publicidad y otros ingresos comerciales.

Tras la reestructuración prevista y tras el período de consultas con los sindicatos "que acabó este pasado viernes sin que se alcanzara ningún acuerdo", la plantilla quedará en 300 personas, lo que significa que se reducen en 60 los despidos anunciados en el plan original.

Los sindicatos rechazaron la última propuesta de la dirección de Telemadrid, que incluía la recolocación de 50 personas en distintos ámbitos de la Comunidad de Madrid, bajas incentivadas voluntarias con una indemnización de 28 días por año con un tope de 18 meses -en lugar de los 20 días y 12 meses que son el mínimo legal- y el pago de una mensualidad a quienes seis meses después de haber sido despedidos encontrasen un empleo.

Una huelga eterna

El pasado 5 de diciembre comenzó el periodo de negociación del despido colectivo, que ha corrido paralelo a una huelga en el canal que prácticamente ha eliminado las emisiones tanto de la cadena de televisión como de la emisora de radio del grupo, Onda Madrid.

En noviembre, el Consejo de Administración del ente público Radio Televisión Madrid (RTVM) aprobó un informe de viabilidad que contempla la presentación de un Expediente de Regulación de Empleo para 925 trabajadores, de una plantilla de 1.200.

Un mes antes, en octubre, el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, había señalado que su Gobierno se plantearía cerrar Telemadrid si no conseguía sacar adelante un ERE que redujese "de manera importante" la plantilla y permitiese mantener el servicio a través de externalizaciones.

A continuación