En Manilva, Málaga

Una alcaldesa de IU contrata a dedo a su propia hija

El PSOE ha denunciado a Antonia Muñoz ante la Fiscalía Anticorrupción.

Pedro de Tena

No es la primera vez que el Ayuntamiento de Manilva (Málaga) y su alcaldesa, Antonia Muñoz, de Izquierda Unida, han sido motivo de escándalo por su grado difícilmente superable de nepotismo. La alcaldesa de Manilva ha repartido obras y puestos de trabajo a familiares y amigos por lo que ha sido denunciada por el Comité de Empresa. La novedad es que es ahora el PSOE quien va a llevar a la Fiscalía Anticorrupción el caso de la propia hija de la regidora que, como otros muchos, ha sido contratada a dedo y que, para colmo, no va a trabajar.

Según la denuncia del PSOE de la que se hace eco El Mundo, Antonia Muñoz habría contratado a su hija en la entidad urbanística de conservación El Hacho,que preside ella misma por razón de su cargo. Además, y según la denuncia presentada ayer por el PSOE en la Fiscalía, la hija de Muñoz "no ha realizado hasta ahora trabajo alguno" en el citado ente, pues "nunca se ha presentado en su puesto de trabajo".

La prejubilación de un administrativo en una oficina urbanística dio ocasión a la alcaldesa para colocar a su hija. La alcaldesa desmanteló la oficina, la trasladó a dependencias municipales del puerto, y contrató a su hija de administrativa. Como no va a trabajar, su tarea la realiza la gestoría de uno de los concejales de Izquierda Unida en el municipio, cobrando mensualmente por ello. 

Los denunciantes creen que la alcaldesa de Manilva podría haber incurrido en un delito de prevaricación al adoptar una resolución a sabiendas de su injusticia, y otro delito de cohecho, al obtener un beneficio económico fruto de la toma de la citada decisión injusta. Incluso en esta operación constan los informes contrarios de la interventora y de la tesorera municipal. Los denunciantes piden a la Fiscalía que las investigaciones se hagan con celeridad para evitar mayores perjuicios a las arcas públicas.

Histórico de una alcaldesa

Una denuncia del comité de empresa del Ayuntamiento de Manilva (Málaga, 11.000 habitantes) revelaba en mayo de 2011 que los 17 miembros de la lista de Izquierda Unida y 57 familiares directos o políticos de estos tenían contratos municipales. La alcaldesa de IU, Antonia Muñoz, batía el récord de familiares contratados con un total de 13 (primos hermanos sobre todo y familiares directos) y, por si fuera poco, la juez encargada del caso investigaba una serie de facturas por importe de 69.854 euros, pagadas por el Ayuntamiento a dos empresas del esposo de la regidora, en una de las cuales tiene el 50% de la propiedad. Hace unos días, tuvo nueva causa instruida por el Juzgado de Instrucción número 2 de Estepona por un delito contra la ordenación del territorio.

A continuación