La fábrica de miseria de Sánchez: todos los índices de pobreza en los que empeora España

La desigualdad también está creciendo y las rentas bajas son las que más están quedándose atrás.

Diego Sánchez de la Cruz

En 2021, los ciudadanos españoles que figuraban entre el 10% de menores ingresos experimentaron una caída de 185 euros en sus ingresos anuales. Esta cifra equivale a un desplome del 7,7% y se sitúa por encima de la caída de renta registrada en cualquier otro segmento de la población.

En el siguiente decil de la distribución de renta, el segundo de menos ingresos, la caída experimentada fue de 124 euros, lo que supone una variación negativa del 2,4%. También le fue mal al decil 3, que sufrió un descenso del 2,5% durante el año 2021, en línea con un descenso de 172 euros en sus niveles de renta.

Incluso en la zona media de la distribución (decil 4, 5, 6 y 7) se produjo una caída, del 1,1%, 0,8%, 0,7% y 0,1%, respectivamente, lo que supone, a su vez, pérdidas de 88, 78, 82 y 11 euros, en cada caso. Solo los tres deciles de mayor nivel de renta (8, 9 y 10) experimentaron una leve mejoría de sus ingresos, con un crecimiento del 0,6%, 1,4% y 0,5%, en cada caso.

Otra forma de medir la desigualdad es el ratio S80/S20, que compara cuánto gana el 20% más rico con los ingresos del 20% más pobre. Dicho cociente ascendió en 2021 a 6,2, lo que supone un aumento del 7% en clave interanual y nos convierte en el cuarto país europeo con peor resultado. Y, si nos ceñimos al tradicional Índice Gini, que venía reduciéndose desde 2015 hasta 2019, encontramos que tal medición ha empeorado de 32,1 a 33 puntos a lo largo de los años 2020 y 2021.

Estos datos, analizados por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y basados en los boletines del Instituto Nacional de Estadística, ponen de manifiesto hasta qué punto la población española está sufriendo las consecuencias de la nefasta política económica del gobierno de Pedro Sánchez. El riesgo de pobreza alcanza el 21,7% de la población, mientras que la pobreza severa (ingresos por debajo del 40% de la mediana) ya golpea al 10,3%. Este último indicador aumentó en 300.000 personas a lo largo del día, cifra equivalente a 24.660 nuevos pobres cada mes.

El sanchismo aumenta los desahucios, la desigualdad, la exclusión laboral y la pobreza

Los datos frente al relato

El gobierno de PSOE y Podemos prometió en 2020 que saldríamos "más fuertes" de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. El Ejecutivo diseñó un "escudo social" compuesto por distintas medidas regulatorias y fiscales con las que quería asegurar que "nadie se quedaría atrás". Sin embargo, los datos muestran que el resultado ha sido muy distinto.

No puede decirse que el gobierno de PSOE y Podemos carezca de recursos para atender estas situaciones, puesto que los ingresos tributarios están aumentando con fuerza a raíz de las más de 50 subidas de impuestos que ha adoptado el Ejecutivo de izquierdas. En 2021, la Agencia Tributaria aumentó sus caudales un 15%, mientras que en los tres primeros trimestres de 2022 se ha producido un ascenso del 18%.

De igual modo, el gasto público subió de 580.000 a 610.000 millones entre 2020 y 2021, lo que supone un incremento de 30.000 millones en los recursos manejados por el Estado. Sin embargo, los datos ponen de manifiesto que esta evolución no solo no favoreció una reducción de la desigualdad y la pobreza, sino que fue de la mano de un aumento de ambas variables.

A continuación