Entra en vigor el código de publicidad de juguetes de Alberto Garzón que prohíbe muñecas y cocinitas para niñas

El código deontológico de juguetes mixtos prohibirá asociar el rosa a las niñas y el azul a los niños.

Libre Mercado

Los anuncios de cocinitas y muñecas en brazos solo de niñas o los coches teledirigidos únicamente por niños ya no están permitidos. A partir de este 1 de diciembre entra en vigor la publicidad mixta de juguetes "para evitar sesgos y roles de género" según el acuerdo firmado el pasado mes de abril entre el Ministerio de Consumo de Alberto Garzón, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) y Autocontrol.

El código deontológico para los anuncios de nueva producción de esta Navidad contiene 64 normas que obviarán la cuestión del público objetivo de un determinado producto para "promover y fomentar una imagen plural, igualitaria y libre de estereotipos de los menores".

Por ese motivo, se prohíbe la caracterización de las niñas con connotaciones sexuales y se evitará, por ejemplo, que los juguetes para niñas estén asociado con el cuidado, trabajo doméstico o belleza, por considerarlo "discriminatorio y vejatorio". También se evitará que los juguetes de acción, actividad física o tecnología estén vinculados con los niños.

Además, no se presentarán los juguetes con la indicación expresa o tácita de que son para uno u otro sexo ni se harán asociaciones de colores (como el rosa para las niñas, y el azul, para los niños). Los anuncios intentarán también utilizar el lenguaje inclusivo y presentar modelos positivos para estimular "un consumo saludable, responsable y sostenible".

Evitar falsas expectativas

Con el objetivo de evitar falsas expectativas, el sector del juguete se compromete también a garantizar que las presentaciones escritas, sonoras y visuales de los productos sean fieles a la realidad y no confundan a los menores acerca de las características del producto promocionado o sus prestaciones. Para ello, evitarán intercalar en los anuncios imágenes reales y de ficción animada, o yuxtaposición de ambas sin una diferenciación clara entre ellas.

Además, en aquellos anuncios en los que se representen juguetes de carácter estático en movimiento, se tendrá que apreciar claramente que ese desplazamiento se produce por el aporte mecánico de una mano o similar.

También se regulará la aparición en la publicidad de juguetes de personajes que gocen de popularidad entre el público infantil como presentadores o participantes en programas de televisión, personajes reales o ficticios de películas o series, personajes del mundo deportivo o musical o influencers.

Asimismo, los anuncios no sugerirán que las personas adultas que ofrecen los juguetes promocionados son mejores o más generosas, ni relacionarán la adquisición del producto con un mayor cariño o aceptación social hacia el menor, ni incitarán a la acumulación compulsiva de juguetes.

A continuación